BASILEA: Cinco razones para visitarla en navidad

Que alguien me devuelva el dinero. La nieve no ha cuajado. El cielo seguía gris, aunque para un gallego la palabra humedad, no tiene connotaciones de drama. Después del mini desayuno buffet, que por cuatro euros, es una ganga, botas calzadas me lanzo a luchar contra los elementos. Cierto que Centroeuropa invernal, es para almas norteñas. Amantes del sol, huir. Todas las estaciones tienen su encanto, y el invierno es especialmente intimo.

Guantes calados, paraguas, mapa, cámara en mano es una combinación engorrosa. Amanece pronto, oscurece a las cuatro y media, lo que implica que hay que apurar el paso. Injustamente maltratada, Basilea es una riquísima ciudad, que ha sabido combinar dos elementos de forma perfecta. Negocios y patrimonio. Vanguardia y tradición, y esto la hace especialmente atractiva.

Habían pasado dos horas, perdido en las callejuelas medievales de la ciudad, miré los tejados de la vieja Basilea, y todo era estética y placidez. Qué hacer en invierno en la ciudad?. Cinco recomendaciones.

1) CASCO HISTÓRICO.

Uno de los mas armónicos, y el secreto mejor guardado de Suiza. No cae en las dosis de tipismo empalagoso, que lo invade todo en otras urbes suizas, sino que su fuerza radica en la opulencia en vez del tópico. No quiero dar clases de historia, pero hay partes esenciales. Los cinco itinerarios que recomienda la oficina de turismo, de cinco personajes famosos locales de talla mundial. Erasmo, Buckhardt, Platter, Paracelsus y Holbein.

La joya es la Catedral, el Ayuntamiento Rojo en la Marktplatz, las puertas de la ciudad como SpalenTor, o St Alban. Además, iglesias como San Leonardo, o el típico callejón de Petergasse. Suman a esto, el ruido de las fuentes de las plazas suizas, que son un bálsamo de placidez.

Mucha gente, no cruza el río. Es imprescindible. El casco histórico continúa al otro lado. Las vistas de la catedral, y el casco histórico desde lejos, es una de las atracciones más importantes. A sus orillas, algún callejón con tabernas locales, o antiguas casonas hacen de la visita algo esencial.

2) TRANVÍAS.

Una de las redes más extensas de Europa, su sonido lo invade todo. Hay que comprar la Mobility Card para llegar a cada esquina de los ciudad. Hay tantos, que son como ciudadanos más.

Hay lugares que hay tantas vías, que hay que prestar especial cuidado, si no queremos terminar como Gaudi. No sólo porque manchar de sangre las impolutas calles suizas, es un ordinariez, sino porque es algo que debe doler.

3) MERCADOS DE NAVIDAD.

Lo se, son como postales, y pueden resultar ñoños. Pero no hay visita a Centroeuropa que se precie, sin los mercados de navidad.

Su Glückwein con especias, para calentar las manos, la artesanía de madera en los adornos del árbol, los dulces de jengibre y una estática más o menos choni en donde no faltan toneladas de acebo, renos, Santa Claus gordinflones, luces y demás zarandajas de la época.

4) MODERNIDAD.

Esto es lo que hace fascinante a la ciudad. Sus locales “guapos”, sus tiendas de nuevas tendencias, y sobre todo su arquitectura moderna. Sede de los principales laboratorios farmacéuticos, son un reclamo para que los mejores arquitectos del mundo se hayan lucido.

Gehry, Zaha Hadids o Buchner Bründler, han dejado su impronta en los ciudad. Las estaciones de tren suizas y alemana son de destacada belleza. Bis Building, Vitra o Novartis Campus, junto con la Fuente Tinguely son ejemplos de excelencia arquitectónica.

5) MUSEOS.

Cultura y arte. Invierno y tardes de oscuridad y frío, no son ideales para hacer cruceros por el Rin, pero si para disfrutar de los 40 museos que nos ofrece Basilea. Casi todos de pago. los más importantes serían: la Fundación Beyeler, Museo de Arte, de la Cultura, o el Museo de Antigüedades.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies