5 artículos que no verás en mi web en 2018

En el mundo del blogueo cada uno de nosotros nos sentimos motivados por una razón determinada. Por pasión, porque nos distrae y motiva, para promocionar un producto, o viajar por la “patilla”. Todos y cada uno de los motivos profundamente respetables. 

Elegimos nuestros contenidos también de acuerdo a nuestras preferencias, o de acuerdo a lo pensamos que interesa a nuestros seguidores. No siempre es una tarea fácil. Tengo que reconocer, que en mi caso, no teniendo jamás la necesidad de “ser monaguillo” de nadie, decido de forma algo anárquica lo que colocar, cuando y como.

Los artículos comparativos suelen ser tremendamente útiles para nuestros lectores, cuando buscan nuestros criterios. Aunque no seamos unos influencers, tendemos a ser poco humildes, y pensar que somos la referencia en un montón de temas. Cada cual que lo haga lo que quiera, pero como declaración de intenciones hay cinco tipos de ellos, que me parecen especialmente absurdos. Y me dan una cierta urticaria. Apestan.

Quizás por faltones, arrogantes, o porque suelen implicar una cierta falta de respeto, o tal vez porque no aportan nada más que criterios opinables, que hacen a la “postre” mucho daño, y jamás veréis en mi web. No pretendo dar directrices, pero si explicar a mi gente porque no se pasará jamás por la cabeza meterme en estos jardines.

Notebook Cellphone Blogger Business Office

1) Viajero vs turista. 

El más faltón de todos. Es una especie de situarse en un plano de la perfección de viajeros de “pata negra”, y juzgar a nuestros semejantes sobre como viajamos. Mucha gente cree que un “viajero de verdad” según criterios personales es un ser único y sublime, que mira con desdén al pobre turista. Snob, y estúpido, no cae en que viajar es una actitud mental, en vez de una forma física, mejor o peor de hacerlo.

Una filosofía que nada tiene que ver, con mezclarse más o menos con la población autóctona, si vas organizado o no, si llevas una mochila o una maleta fetem “Rimowa”. Tampoco tiene que ver con ir a una mugrienta pensión local, o un cómodo hotel. Cada cual viaja como le sale de la entrepierna, sin que ningún viajero amateur indique cual es la esencia. ¿Podéis creer que se sigue aun haciendo.

2) Crucerista o no

Es un apéndice de lo anterior aplicado, a un segmento de viajeros que cada vez crece más. Aunque los españoles hemos entrado tarde en esta forma de vacacionar, ya hay “lobos de mar”, que creen que tienen la clave de como navegar con estilo. La polémica suele estar servida en todos los foros de cruceros (si queda alguno a estas alturas). Si eres un “crucerista” guay del paraguay debes evitar navieras generalistas. Nunca jamás quedarse en el barco en una escala, o decir que navegas solo para disfrutar del barco. Te considerarán un “nuevo crucerista”. Tampoco digas jamás que viajas por comer, o embarcas con kilos de ropa de gala. Serás la chanza de los “grandes lobos de mar”. Y digo yo…..basándose en que ponemos etiquetas?. Cada cual que disfrute como le plazca.

3) Lista de bloggers que me gustan

Es especialmente perverso. La idea no es que un grupo de personas nos digan cuales son sus blogs favoritos. Y digo yo. ¿pensáis que a  nuestros lectores les importa nuestras preferencias?. Me da que no. ¿C0nocemos los 25.000 blogs de viajes en Español, que pululan por la red, como para ser críticos de blogging?. Ah…wait. La idea no es esa. Suele llamarse amiguetes que hablan de sus amiguetes para incrementar el tráfico colectivo. ¿No es traicionar la filosofía del blogueo?.

También es respetable. ¿Aunque no pensáis que es una falta de respecto a los miles de bloggers anónimos que hacen un trabajo genial independientemente de si hay mucho tráfico o no?. Chicos, el corporativismo cotiza a la baja.

4) Crea polémica con tu elección. 

Me refiero a este tipo de posts maximalistas, comparativos, sobre criterios incomparables con el único objetivo de crear polémica, y decenas intervenciones para maquillar al alza las visitas a nuestra web. Cosas tan absurdas como los “pueblos más bonitos de España”, “los lugares donde mejor se tapea”, o las “las mejores playas de España”. En un mundo en donde defendemos nuestro terruño al máximo, pensáis que compensa cabrear a la gente con unas comparativas que no aportan más que un gusto personal?. ¿Nos compensa el tráfico a costa de las rencillas regionales? PASO.

5) Los falso técnicos. 

Cuando comparas hoteles, y restaurantes también puede tener su gracia si lo hacemos basándose en nuestro criterio. Es personal, pero puede que ayude. Cuando lo hacemos de cosas que no comprendemos, podemos hacer daño innecesario. Hay una comparativa impresentable, que sale cada año. Las compañías aéreas más seguras de Europa. ¿Perdón?.

¿Basándose en?. “Expertos” aeronáuticos establecen tablas que hacen aguas, de acuerdo a parámetros que no suelen comprender. La seguridad aérea es algo serio. En Europa todas son seguras. De eso se encarga la EASA con sede en Düsseldorf. Pensar que tal o cual compañía es más o menos segura, por si tiene víctimas o no, es no considerar todos los factores que influyen en la operatividad. Jugar con temas tan sagrados, no suele ser especialmente encomiable.

Servida está la polémica. Aunque sirva a mis lectores para saber lo que jamás podrán encontrar en mi web.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies