Mis 5 heladerías favoritas de Roma

Il Gelato. Una cremosa sustancia universal, que produce evocadores placeres gustativos. Postre universal, y perfecto, que en Italia, ofrece años de tradición, cuidado, esmero y usualmente ingredientes de primera necesidad  que forman parte de este exquisito postre. Nada de grasas hidrogenadas, sino nata de primera calidad, leche frescas, y huevos, y sobre todo un sinfín de ingredientes propios de la portentosa gastronomía regional italiana.

Mamma….cosa buona¡¡¡¡

Aunque cada país se postula como inventor, cierto es que casi todas las fuentes apuntan a Italia, algunas traídas de la gastronomía china por Marco Polo, y otras como una de los postres favoritos del Imperio Romano. Traían hielo de las cimas, era conservado bajo tierra, y en los banquetes patricios, en plena canícula se mezclaban con fruta, y diversos ingredientes.

No podemos dejar de pedir alguna “balle” (bola de helado), en pentola (vaso), o cono. Sabores locales como la nocciola (avellanas), base de la Gianduia (chocolate turinés), Amarena (cereza ácida con nata), Limoncello di Sorrento, Zuppa Inglese (natillas), Tiramisú, Cassata (tutti-fruti) o la universal Stracciatelle (chocolate y nata).

No es extraño encontrar más de 200 sabores en montañas de helado, en cualquier heladería que se precie. Volé con Vueling a Roma, solo para sumergirme en un mar de placer.

La lista de heladerías en la capital es infinita pero estas serían mis TOP5 de heladerías de Roma.

1.- Gelateria della Palma. Una de las más grandes de Roma, con más 150 sabores es una referencia esencial, para pasarse horas y horas sin saber que sabor elegir. Prepárese para largas colas.

Estar en todas las guías turísticas, y estar situada en muy cerca de la Piazza Navona, te hará esperar. Más de 30 años de sabor. Destaca los helados de pistachos del Valle del Etna, Crema della Nonna artesanales, y 50 sabores con fruta, como el famoso de moras traídas de Módena.

Gelateria della Palma 
Via della Maddalena 19
00186 Roma

2.- Quinto Detrás de Piazza Navona, escondida en una pequeña callejuela, no nos llama atención este recóndito lugar. Desde 1915, Quinto nos viene ofreciendo en su pequeñísimo local, un helado fresco y artesanal. Rezuma tradición.

No muchos turistas se fijan en este poco llamativo lugar, pero forma también parte de la tradición de las heladerías amadas por los “romanos”. Aunque debe mejorar la estética, muy de puesto “trotero”, tome un inolvidable helado de amarena También llaman la atención los granizados, las variedades de yogur, y los creppes con helado. 

Gelateria Quinto
Via di Tor Millina 15
(piazza Navona)
00186 Roma

3.- Giolitti En una pequeña calle nos llama la atención su setentero cartel verde. Otras de las icónicas de la capital italiana, y lugar también de visita de famosos. Hasta Obama paró para degustar uno de sus famosos helados. Una pastelería de 1900, con una interesante terraza exterior.

Yo tomé uno de Vacanze Romane, con miringa, y caramel. Vacenze Romane es un delicado sabor local que contiene, entre otras cosas, pera e higo, y otros ingredientes de difícil categorización. No dejéis de probar también  los canoli. Insuperables. Una de las pocas, con franquicias en varias partes del país.

Gioliti
Via degli Uffici del Vicario, 40,
00186 Roma, Italia

4.-San Crispino Otra de las de las que tampoco llama especialmente la atención. Pequeña humilde, y poco atractiva visualmente. Los tamaños son ridículamente pequeños, y su precios desproporcionados. No nos haría incluirla en la lista, hasta que probé el helado de merengue con trozos de caramelo. Un sabor tan espectacular, y unos trozos crujientes de caramelo, que parece que el mundo se para.

Tan orgásmico es la sensación, que probé un helado de chocolate negro, con las mismas dosis de placer. O incluso más. Comprendo el precio, y que se llame gelateria gourmet. Por algo, el buen producto no necesita adornos exteriores.

Gelateria San Crispino
Via della Panetteria, 42,
00187 Roma, Italia

VECCHIA5.-Antica Gelateria Trevi Aunque me canse de repetir, que en las inmediaciones de la Fontana de Trevi se acumulan el mayor número de heladerías caras, con productos de calidad dudosa, y sabores artificiales, siempre tomaremos un helado.

De todas que las que hay, creo que la Antica Gelateria Trevi es más agradable, y con productos de moderada calidad. Mantiene el tipo. Sabores increíblemente raros, como el de Viagra, personal amabilísimo, y un buen despliegue visual notable, me hacen incluírla en la lista. 

Antica Gelateria Trevi
54 Via delle Lavatore
Roma

COMO IR

Desde su segundo hub del aeropuerto de Fiumicino, en la Terminal 3 la compañía a 55 destinos, en España destinos como varios puntos en Baleares y Canarias, Madrid, Barcelona, Sevilla, Málaga, Bilbao y en mi caso en Santiago de Compostela. Tanto el vuelo de ida como el de vuelta, fueron perfectos. Puntuales, y con la atención desenfadada al que acostumbra Vueling a ofrecer a sus pasajeros. El tiempo pasa rápido en un avión de Vueling.

La gama de servicios comienza a ser impresionante. Varias tarifas customizadas a las necesidades el pasajero, una buena app con tarjeta electrónica, un buen servicio de pago de bebidas y comidas rápidas, y dentro del seno de IAG con conexiones de codeshare con Iberia y British Airways.

Cada vez encuentro novedades. Esta vez, supe que habían instaurado cosas interesante en su carta de servicios.

-Acceso a 36 salas VIP mediante pago adicional

-Traslado de equipaje desde casa u hotel, a tu destino. 

-Poder reservar varios billetes y decidir durante 72 horas, con quien viajas

-Bloquear tu reserva por 2 euros durante 24 horas hasta que te decidas. 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies