AMERICAN AIRLINES BUSINESS según Jean Pierre

Mi experiencia volando en Business de American Airline en B777-200 desde Miami – Barcelona con la nueva configuración en sus asientos en esta clase, es irregular. La facturación excelente; muy amables y cordiales. Al pasar el control del aeropuerto, hemos descubierto que han suprimido la entrada del FastTrack.

Así, debe hacerse con los demás pasajeros; sin embargo, fue rápida. Pasamos tan rápidamente que ni nos hicieron quitar los zapatos, cinturón, y ordenadores dentro de la maleta, monedas en los bolsillos; vamos algo muy extraño en un aeropuerto de EE:UU. Después de aquí nos dirigimos a la sala VIP de la compañía, justo la que esta situado en las puertas D15.

Embarque y prevuelo

La sala ha sido renovada y ofrece bebidas y refrescos de maquinas; y algo que picar. No es gran cosa. Luego hay una carta de comida, que previo pago y dos vales de consumición de alcohol, con esas. O sea, nada de emborracharse en las salas VIP. A la hora indicada comenzó el embarque, que fue ordenado por grupos, como de costumbre. Al tener el grupo 1, pasamos de los primeros, siendo recibidos por la tripulación. Como de costumbre, unas tripulaciones muy frías y secas.

Dentro del avión

La configuración de asientos en Business es de filas de 1-2-1 asientos, que quedan aislados. Esto hace que no te veas con los demás pasajeros, acepto en nuestro caso que al viajar los dos juntos estuvimos en los asientos centrales, aunque también se puede levantar el separador de asientos. Y así, uno queda aislado del resto de todos los pasajeros.

Experiencia de vuelo

Los asientos muy amplios, con una gran pantalla de TV, y varios cajones para poner tus pertenencias y conexión wifi como USB etc. Dieron la copa de bienvenida, y después del despegue sirvieron la cena. En este apartado, la puntuación es muy baja. Solo dos platos para escoger, de los 4 platos que habían en la carta. La selección era pescado o pasta en el plato principal. Opté por el pescado, mas bien por decir algo. Mi acompañante, dijo que la pasta era muy de muy baja calidad. El programa de entretenimiento y las pantallas individuales, dentro de la norma. Con una amplia selección de canales, películas, música etc.

No obstante, los postres fueron buenos. Y consistía en helado o pastel. Todo acompañado con bebidas, vinos y champagne. El servicio fué rápido. Aunque sin sonrisas, y cero cortesía; llegando a rozar la malaeducación hacia los pasajeros. El asiento, es muy bueno. Hay una buena almohada, y una colcha bastante grande, y de buena calidad el asiento convertible en cama (flat bed).

El desayuno es servido 1.30 antes de la llegada del vuelo. Te despiertan, con nada sutiles golpes en el hombro. Mejor hubiese sido subir un poco el tono de la luces, y ir despertando a los pasajeros de forma menos brusca. El desayuno estuvo bien todo servido; muy rápido.

La llegada

El control de pasaportes es rápido, y las maletas salieron de las primeras.

CONCLUSION

Solo pagamos el Upgrade, y creo que no merece la pena pagar esas cantidades que suelen pedir, en las tarifas completas. El servicio, y catering no estaba a la altura. Solo compensa pagar un Upgrade para tener el espacio, y la opción de descansar en unos asientos muy buenos.

NO ME GUSTO

-Atención a bordo

-Catering

-Aseos muy sucios

-Sala VIP muy limitada

A DESTACAR

-La privacidad de los asientos

-La comodidad una vez reclinados

Checking y embarque

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies