Cinco barcos TOP para el Mediterráneo.

No hay ningún lugar en el mundo, en donde haya una competencia tan descarnada en verano como el Mediterráneo. Es sin duda, el destino preferencial de cualquier crucerista en temporada estival. Epoca alta para los europeos, y para miles de americanos, que tiene el Mare Nostrum como su principal destino estival.

Usualmente las grandes navieras colocan sus mejores barcos en el Mediterráneo, y ponen toda la carne en asador. Es muy complicado seleccionar, a los TOP5. Uno por categoría. Generalista, premium, upper premium, lujo y cruceros especiales. A riesgo de levantar ampollas, estas serían mis opciones. Con sus “pros” y “contras”.

GENERALISTA: NCL Epic

La compañía es un ejemplo de como hacer casi todo muy bien. El NCL Epic, lo amas o lo odias. Es único, irrepetible, muy grande, y aunque algo cerrado al mar, lleva generando miles de hinchas en su base del  Mediterráneo. Desde Barcelona visita lo más granado del MareNostrum, como Nápoles, Roma, Livorno, Palma, con la escala de Cannes como escala original.

Durante 10 años, NCL es la compañía favorita de Europa, y ofrece la mejor oferta para los singles con los únicos Studios diseñados para gente que viaja solo, y gastronomía perfecta, espectáculos de lujo, y decenas de opciones ocio.

PREMIUM: Köningsdam

Una de las compañías más equilibradas del mundo. El Köningsdam tiene un tamaño adecuado. No muy grande para quien busca intimidad, y no muy pequeño para quien se agote con las dimensiones reducidas. El Köningsdam de Holland America es el barco de la música. Hermoso, decoración tradicional y toques de modernidad. Un crucero impecable, en donde la gastronomía es la reina, la animación excepcional, y destacan sus programas “enrichment” de cocina, enológicos etc. Junto con otros barcos de la compañía estará realizando varias rutas por el Mediterráneo, sin ninguna de forma estable o circular, lo que resulta que su oferta de escalas y rutas sea variable.

UPPER PREMIUM: Oceania Riviera

La compañía americana tuvo difícil su elección por su pertinaz manía de cobrar doble a los singles. Pero “albricias”, ha está introduciendo lentamente muchas salidas con un 50%. Como upper premium, el Oceania Riviera, junto con el Marina, son dos gemelos mágicos en donde hay dos cosas que destacan por excelencia. Sus hermosísimos y elegantes decoraciones interiores, siendo dos de los barcos boutiques más bonitos del mundo, y la gastronomía sublime. Nadie ofrece tantas opciones y tan exquisitas, en donde los mejores chefs del mundo como Jacques Pepin convierten las comidas en un lujazo. Servicio excelente, y cabinas y suites maravillosas. Algunas personalmente diseñadas por grandes gurus de la moda.

LUJO: Cualquiera de Ponant Cruises

Cuando los franceses hacen algo lujoso, lo hacen bien y con glamour. La compañía de cruceros de lujo a la “francesa”, es lo más chic que podemos reservar. Desde el delicioso velero Ponant, pasando por los refinados Le Boreal Class, a la nueva saga de Exploradores, de los cuales Le Laperouse ha sido entregado recientemente. No solo por unos interiores de moderno hotel boutique urbano, sino por la mejor gastronomía francesa inspirada por grandes y reputados chefs del país galo. De tamaño perfecto estos coquetos y sexies yates tocan las rutas más inéditas de todo el mundo, con toda la sofisticación que una mente exigente puede pedir. Durante el verano tocan puertos tradicionales, y otros no tanto como perdidas islas griegas, exóticas escalas como Bonifacio, o puntos remotos en Croacia.

CRUCEROS ESPECIALES: Star Flyer

El Star Flyer como el resto de la flota son una delicia. Digamos, que no son una cosa ni otra. Y Royal Clipper sigue siendo una especie de caramelo para bocas muy finas. Cuando haces un velero, y quieres devolver la magia de la navegación de antaño, debes no hacer un refrito moderno. Los tres veleros de Star Clippers, son clásicos de verdad. Maderas en sus cubiertas, velas de verdad, interiores tradicionales, y una experiencia auténtica.

No solo para lobos de  mar, sino para gente que busca tranquilidad, y sentirse como un velero tradicional de toda la vida. En el Mediterráneo, se pueden permitir el lujo de atracar donde nadie puede hacerlo como Islas Pontini y Lipari.

 

MIS CRITERIOS

Aunque mis recomendaciones son opinables, he valorado que los barcos cumplan de forma notable todos los criterios, y no uno, o dos. De poco sirve un barco recién inaugurado si es inoperativo e incomodo. Ni que tengan muchos “toboganes”, si su servicio es mejorable. 

Tampoco me sirve que tenga muchos “simuladores de formula 1”, si saquean a los singles. De poco sirven las decoraciones fastuosas, si la gastronomía es mediocre. La idea es hacerlo todo de una forma correcta.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies