COSTA MAGICA EN ISLANDIA según Manuel Lodeiros

Decidimos viajar en el Costa Mágica , partiendo del puerto de Amsterdam sobre todo porque Costa es una naviera acreditada, que dejó buenos recuerdos, el precio, y sobre todo poder visitar escalas inéditas en Islandia, y otras también inusuales como Costa Escocesa, Islas Orcadas, Bremerhaven y una escala en las Shetland pero las condiciones meteorológicas junto a problemas burocráticos lo impidieron

VUELO Y TRASLADOS

Los vuelos y traslados de las navieras no suelen ser especialmente baratos. Casi nunca suelen compensar. En este caso, ya conocíamos Amsterdam, y era interesante, con relación a sacarlos por nuestra cuenta. Volamos con KLM. Es estricta con el peso del equipaje, pero es muy eficiente. Incluso es una de las pocas que ofrecen catering incluído en cada vuelo. Te olvidas de problemas, y todo va coordinado hasta llegar al camarote.

EL BARCO 

El Costa Magica, cosecha Finccatieri 2004, se conserva en óptimas condiciones, y estaba al mando del capitán Paolo Fusarini. Sus 1368 camarotes, con una ocupación máxima superior a 3400 pasajeros, gozan de máximo confort y elegancia (las dimensiones varían según categorías. Viajamos en interior superior. Está bien distribuido, a pesar de que su centro neurálgico el Gran Bar Salento hace de cuello de botella, produciendo atascos a la hora de cenar, debido a la colocación de las cocinas en el centro del barco, salvo que recorras el barco por cubiertas de camarotes.

El diseñador J.Farcus acompañó su increíble imaginación creativa, con obras de arte de la Academia de Brera, inspirándose en lugares como Portofino, Capri, Bellagio, Costa Esmeralda para darle un sobrecargado toque de color, a las distintas salas y salones. Creando un agradable y elegante lido de popa, dotado de cubierta retráctil, que junto a los puentes exteriores de varios pisos facilitan la distribución homogénea del pasaje.

GASTRONOMIA Y ANIMACION

COSTA hace bandera de su gastronomía, y salvando que el punto del pescado es manifiestamente mejorable (el pescado no debe ser una suela de zapato), sí tiene una carta amplia y variada, donde algunos días logran una rica pasta; hacen honor a su bandera en su carta de vinos, si bien parecen desconocer los sabrosos vinos de la Toscana, Piamonte, Liguria o Silicia, entre otros. Merece destacar que la atención de mesa, en especial los restaurantes, es de lo peor que me he encontrado; la formación de camareros asiáticos (en especial indios-lamento no acordarme del nombre del único que merece un aplauso- y filipinos) deberían estudiarla y mejorarla urgentemente¡¡.

El entretenimiento musical del Costa Magica es amplio y variado, desde música clásica en Salón Spoleto a la música moderna de la Disco Grado , pasando por la polivalencia del Salón Capri ( donde se celebran fiestas temáticas; siendo las más concurridas las latinas), el multiusos del Atrio y la tranquila del Piano Bar. Goza de un limitadísimo Teatro Urbino, que unido al bajo nivel de los artistas no logra una apoteosis global, a pesar de los esfuerzos de la insuperable Directora de Crucero Daniela; no todo es plagiar “The Voice of the sea” o “Tú sí que vales”.

Como resumen del lado técnico, decir que no me defraudó el barco, porque encontré lo que me esperaba; mereciendo aplausos el personal de excursiones (no son culpables de las interminables colas que TODOS los días había en el atrio), y parte del personal del Hospitality Service: “Francesca aprende de Mateo, sonríe por favor”. Una RACION DE PITIDOS. 

Al pésimo servicio de mesa, tanto en restaurante como en los distintos salones. Decían que había más de 100 camareros, pero parecía que solo trabajaban los mismos (alguno como Wilson- colombiano- era una especie multiusos).

-Al mal servicio de hamacas (lo de controlar el mal uso por parte de los pasajeros es batalla perdida).

-Malo también la falta de atención a la climatología ( recogerlas a las 6 pm con todo el mundo haciendo uso de la piscina), siento que nos tocara el verano ártico.

ESCALAS

El motivo de embarcarnos en el Costa Mágica fue programar un recorrido muy completo (creo que el mejor de los existentes en barcos de su sector); así que vamos a hacer un breve resumen de la ruta.

Como dije nuestra primera escala en las Islas Shetland- LERWICK- se canceló por causas meteorológicas, lo cierto es que los de aduanas Británicos no estaban a bordo, y Costa según fuentes no confirmadas, no había vendido suficientes excursiones. Siendo el plan navegar dos días seguidos, llegar uno antes a la escala programada y hacer noche en la siguiente escala para así volver al plan inicialmente previsto.

Así llegamos una mañana soleada a SEYDISFJÖRDUR, pequeño municipio fundado en 1895, rodeado de altas montañas, atravesado por el Río Fjardara. Aunque la escala es larga, decidimos hacer senderismo visitando casas de madera multicolores y llegar hasta Tvisongur, lugar de culto de música tradicional Islandesa, pasando por la Cascada Budara, para volver por Vesturvegur hasta la cascada Fjardarsel, viendo la variada vegentación y la vieja central eléctrica, junto al nuevo campo de golf Hagavollur; y terminar el día saboreando una cerveza artesana en Nordurgata, antes de asistir a un concierto de música étnica en la Iglesia Seydisfjardarkirkja.

Después de cruzar el Círculo Polar Ártico y navegar por el Canal Eyjafjordur, el más profundo de Islandia, atracamos en el puerto de AKUREYRI para gozar de un día caluroso ( con un día de antelación, razón por la que haríamos noche). La segunda ciudad de Islandia, fundada en 1300, goza de una moderna catedral, un coqueto jardín botánico, un campus universitario especializado en biología y veterinaria, y un par de calles comerciales, Hafnarstraeti y Skipsgata, bien dotadas de tiendas y hostelería.

Además de conocer la ciudad, puedes apuntarte al avistamiento de ballenas , delfines y marsopas, al ser el canal una especie de supermercado para los cetáceos. O bien hacer una excursión de día entero para conocer las joyas del norte: la cascada de los dioses- Godafoss, el Parque Nacional del lago Myvatn ( si tienes tiempo darte un baño en termas naturales), pasear por los laberintos de lava de Dimmuborgir y llegar a la caudalosa cascada de Dettifoss, ya de regreso puedes parar en el área del Volcán Krafla, ver la central geotérmica y darte un baño de azufre en Namafjall.

Navegamos con una ligera luz nocturna que permite ver siempre la costa norte de Islandia y llegamos a ISAFJÖRDUR, creada en 920dC., siendo un centro de comercio en 1569. La entrada del fiordo helado esta señalado por el monte Eyrarfjall (724m.) que se eleva casi en vertical desde las casas de vivos colores construidas en torno a la lengua de tierra arenosa que hay en la boca del fiordo.

Hoy nos habíamos propuesto ver a los simpáticos frailecillos (Puffins); así que embarcamos rumbo a la isla de Vigur, donde paseamos durante dos horas rodeados de cientos de frailecillos, charranes, araos; pudiendo contemplar focas y un par de ballenas. Antes de regresar hicimos uso de la oficina de correos más pequeña en Europa. Ya en puerto si tienes tiempo hay circuitos de 2h. que llegas hasta Bolungarvik. La otra opción del día es llegar a la espectacular cascada de Dynjandi, y el pueblo de Sudureyri. Con una espectacular puesta de sol ponemos rumbo a nuestra próxima sorpresa.

GRUNDAFJÖRDUR, Hoy desembarcamos en lanchas en el principal puerto pesquero de la península de Snaefellsnes. Después de dar un paseo por el pequeño pueblo, y conocer su coqueta iglesia y moderno campanario. Iniciamos la ruta junto al Monte Kirkjufell, y deteniéndonos en los acantilados de Hellissandur para llegar al Volcán Saxholar, y subir a su cráter, si el viento te lo permite.

Continuamos hasta Djupalonssandur y paseamos por su playa de guijarros, continuando a Arnarstapi, pequeño pueblo de pescadores, y ver los acantilados. Llegamos a Budir y junto a su playa conocer la pequeña iglesia más visitada por extranjeros en Islandia. Hacemos un poco de senderismo ascendiendo a la cascada de Bjarnar, buen plan para ejercitar las rodillas; y regresar a nuestra casa flotante sin antes terminar de dar la vuelta al Volcán Snaefellsjökull de 1446m. cruzando carreteras de grava.

Para terminar nuestra visita a Islandia desembarcamos en su capital REYKJAVIK, fundada en 874dC. En esta bahía humeante llena de aguas termales; nos planteamos conocer más del sur de Islandia. El parque Nacional de Thingvellir, Geysir y la cascada de Gullfoss, conocidos como Circulo de Oro, ya los habíamos pateado en otra ocasión. Así que junto a Thomas de Iceland Tours, comenzamos en Hella y visitamos su centro de interpretación tectónica y ver como divergen las placas euroasiatica de la de America del Norte, 2 cm al año, y poder poner un pie sobre cada una.

A continuación llegamos a la cascada de Seljalandsfoss, siendo su originalidad el poder pasar por detrás de ella siempre que estés dispuesto a ducharte, si bien esta vez decidimos ducharnos en la vecina cascada de Gljufrabui, la más original de toda Islandia porque para verla tienes que pasar un pequeño desfiladero y entrar en una cueva atravesando un rio (si hay poca agua puedes ir saltando de piedra en piedra), tienes ducha garantizada, pero es una experiencia espectacular¡¡¡. De ahí nos dirigimos a las cuevas de Halsanefshellir, viendo, a nuestro amigo desde 2010, el Volcan Eyjafjallajökull y las islas Vestmannaeyjar. Una vez llegados a la playa de arena negra de Vik; paseamos por ella, admirando los Acantilados de Dyrhólaey y llegar a las originales formaciones rocosas (parecidas a la Calzada de los Gigantes en Irlanda).

Tras una parada, fuimos al glaciar Sólheimajökull, desde el parking hay un paseo de 15minutos al lago del glaciar, allí se inician rutas guiadas por él, y siempre con equipación adecuada porque es muy resbaladizo. La tarde era soleada pero aun teníamos que regresar porque COSTA CRUCEROS había programado la escala más corta donde más hay que ver. Aún así tuvimos tiempo de parar en la cascada Urridafoss y ver la destreza de los pescadores de salmón. Ya desde el barco pudimos admirar la bella Catedral de Hallgrimskirkja, el Centro de conciertos y conferencias Harpa, y la casa Hofdi.

Con ruta suroriental y un día de navegación nos dirigimos a las islas Orcadas, previo control de inmigración de las autoridades del Reino Unido (situación no prevista en Lerwick).

Atracamos en KIRKWALL, ciudad de origen noruego- Bahía de la Iglesia- e iniciamos un tour privado en español por gentileza de Orkney Travel, y su simpático guía gallego de Ponteareas, Simón, que nos hizo pasar a nuestro grupo un día muy animado. Visitamos la ciudad y tenemos una para especial en su Catedral de St.Magnus construida en 1137, merece atención su coro, órgano y capilla; sus vidrieras son de 1920 y el rosetón de 1987; así como la sepultura de John Rae , explorador del ártico.

En su proximidad tenemos el Museo de Orkney, el Palacio del Obispo y el Palacio del Duque, ejemplo de arquitectura del renacimiento Francés en Escocia, del siglo XVII. Continuamos hacia el complejo Skara Brae, viendo la Tumba Maeshowe y las piedras de pie de Stenness, rodeadas de cariñosas ovejas; tras pasar un pequeño puente sobre el lago llegamos al Anillo de Brodgar de 2700aC., con 100m. de diámetro ( más grande que Stonehenge), pero que sólo conserva 27 piedras.

Ya en Skara Brae visitamos su centro de interpretación (7,5 libras), y nos acercamos a su villa prehistórica, que data del 3500 AC, junto a la preciosa playa; antes de marchar conocemos la casa señorial de su descubridor, la Skail House, reconstruida en 1997. A continuación nos dirigimos a los Acantilados de Yesnaby, y conocemos la flor “prímula scotica” , vemos los restos de las barreras de Churchil y nos acercamos al memorial de Kitchener & HMS Hampshire, para terminar el día en la Bahía de Birsay, buscando conchas de la suerte.

Continuando por las Highlands Escocesas, y tras navegar por las aguas de Cromarty entre plataformas petrolíferas, llegamos al puerto de INVERGORDON. Nuestro plan era acercarnos a las ruinas (9 libras) del Castillo de Urquhart (1296-1692), e intentar ver a Nessy en su lago. No pudimos y optamos por tomar un Fish&Chips en Inverness. Luego, visitamos la Catedral de St. Andrew (1866), terminando la jornada en el Castillo de Cawdor (s.XIV-reconstruido) con sencillos jardines de flores, bosque y su laberinto de acebos. Al regreso a Invergordon, en su calle principal, paramos en una sencilla iglesia, donde dan la bienvenida a los pasajeros del Costa Mágica invitándonos a café y pastas de mantequilla. Volvemos al puerto viendo los grandes murales que desde 2002 adornan las paredes de edificios públicos y privados, hoy ya suman 17.

Nuestra última escala es el puerto de BREMERHAVEN, con poco tiempo. Paseamos por la zona. Visitamos un Zoo, el Centro Comercial Das Mediterraneo, Museo Naval, con visitas a distintas embarcaciones clásicas. También la Plaza Willy Brandt, admirando las modernas arquitecturas como Klimahaus. O después de un paseo en bus de 1h. , acercarte a la ciudad de BREMEN, para admirar su bella Catedral Luterana de St. Petri, gótica de 1229 y su órgano barroco, ya en el exterior su carillón compuesto por 30 campanillas de porcelana que tocan las horas(hasta 6pm).

Su Ayuntamiento es de 1405, con fachada renacentista y justo a sus pies esta la estatua de los Músicos de Bremen ( escultura icono de la ciudad desde 1951). Si quieres conocer la vida cotidiana, hay que dar un paseo por el Barrio de Ostertor, conociendo su Palacio de Justicia, Biblioteca, la Kunsthalle y el Teatro en la Goetheplatz. Ya de regreso al centro histórico, un recorrido por el barrio de Schnoor, donde se respira la vieja atmósfera de la ciudad, y déjate perder por las callejuelas de Wuste State, Hohe StraSe, Holzpforte, hasta llegar a la escultura de Heini Holtenbeen. Para terminar, recomiendo la Marktplatz.

DESEMBARQUE

Nuestro final es donde iniciamos la ruta AMSTERDAM, fundada en 1275, capital comercial y cultural de Holanda, recomiendo el Rijksmuseum, y el Museo Vicent Van Gogh, en donde podrás dar un paseo por sus canales, descubriendo su moderna arquitectura y admirar múltiples edificios que los adornan. Un plan alternativo es acercarte a la Holanda rural en Volendam y Marken para conocer sus molinos de vientos y su vida de pescadores . Ya de regreso piérdete por el Mercado de las flores y tomate una cerveza.

Todo ello será posible sino hay cambios en tu itinerario, y el barco no inicia o termina su ruta en IJMUIDEN, pueblo costero al inicio del canal de entrada, junto a la exclusa. Si hay mucho viento impedirá a los grandes barcos navegar por el. En el desembarque no había asistencia, y fue algo caótico.

Termino este paseo por ISLANDIA y alrededores, regresando a casa con una sobredosis de naturaleza y convencido, si cabe cada vez más, de lo importante de cuidar nuestro planeta TIERRA.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies