CULTURA TALAYOTICA DE MENORCA

Muchos ríos de tinta se han vertido sobre las civilizaciones Romanas, Egipcias y otras grandes culturas. España ha sido un punto de paso y confluencia. Quizás la perdida Atlántida esté en Cancho Ruano, o la propia bahía de Cádiz.  No muchas cosas concretas se saben de la más misteriosa de todas. La cultura talayótica de Menorca. 
Y es que la pequeña isla lleva miles de años habitada,  y la cultura talayótica nos aporta fascinación y misterio. Navetas, talayots y taulas son los vestigios más abundantes, y están profundamente desparramados por la isla. Puedes acceder por tu cuenta, ya que el respeto a la historia menorquina siempre ha estado presente en los lugareños, y son como partes esenciales del paisaje. Siempre se ha preservado estos vestigios con sumo cuidado, aunque se encuentren desperdigados a al intemperie a lo largo y ancho de la isla. 
Puedes ir por tu cuenta, pero no debes. No hay nadie con más pasión que la organización Cultura Talaia. Arqueologos, estudiosos convierten la experiencia en una inmersión detallada al pasado. No hay nada mejor que visitar cada lugar, con menorquines como Toni, que además de desmenuzar cada detalle de los yacimientos, aportaba dosis ingentes de algo importante: pasión por su tierra
A groso modo, y con todas las cautelas del mundo, los primeros pobladores llegan en el 4000 ac hasta el 123 Ac. Durante este proceso de perfecta organización y civilización notable, dejaron unos 1500 estructuras sin argamasa, a lo largo de toda la isla, basadas en 15 tipologías aproximadas. Todas ellas basadas en criterios cronológicos,  morfológicos y funcionales. 
Cierto que los yacimientos talayóticos dan para semanas, pero quería una pequeña aproximación. Mi zona elegida para un tour esencial fue el icono turístico de la Naveta des Tudons, y las ruínas de Torrellafuda,  y Torretrencada.  

Comienzo por el icono turístico de la Naveta des Tudons: si las estructuras megalíticas convivían en un entorno rural,   obviamente estas recibían los nombres de los fincas donde se situaban. Los payeses tenían más importante que hacer,  y no se preocupaban de esas raras estructuras. Como le encontraron forma de barca invertida, se ganó su apelativo. Rodeado de campos verdes, esta curiosa estructura, usada esporádicamente como lugar para guardar ganado, se cree que fue un enterramiento colectivo. 
Aunque cerrada, para protegerla de los «nuevos vándalos», los turistas, servía para guardar el ganado. A través de estudios y excavaciones, se encontraron restos, que nos permiten pensar que en la planta superior colocaban los muertos, y la inferior servía de osario. Descubriendo que ciertas partes como la cabeza tenían preponderancia especial, y que había unos tubos, además de vasijas varias, con pelo teñido dentro, lo que nos hace pensar que formaba parte de sus ritos funerarios. 

Vamos a Torrellafuda, para aproximarnos a otra estructuras. Los talayots. Estructuras redondas, que vienen a significar «atalayas viejas» en lengua local. Su función es discutible, pero se cree que servían para vigilar el paisaje. Aunque hay una muralla ciclopea, y un delicioso bosque de encinas, nos permite pensar que era una sociedad semi pacífica, que convivía en armonía con su entorno y con sus vecinos. Los huesos encontrados en cuevas funerarias, no presentaban signos de traumatismos importantes, lo que permite suponer que no tenían graves guerras territoriales. 
Y después de caminar un rato por caminos rurales llegamos al otro punto de interés de mi mini escapada. Quería ver una Taula. Se podría traducir como «mesa», y realmente la de Torretrencada es sinceramente impresionante. Nos sorprende como se colocaban las dos piedras en sociedades sin utensilios para mover estructuras pesadas. Lo que si parece claro, es su uso. Se encontraron restos de animales en su base. Lo parece indicar, que eran usados en ritos «gastronómico religioso». Se adoraba a las divinidades, comiendo y bebiendo vino. Y digo yo como cosecha propia. ¿Nuestra eucaristía cristiana, no es más o menos eso?.
Con quien ir
www.talaiacultura.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies