CARNIVAL BREEZE. Gastronomía

Hay dos facetas que brillan en Carnival, por encima de todo: comida y espectáculos. Con un listón tan alto en los casos, que no es usual encontrar algo similar en la competencia. Quizás igual, superior hasta el momento no. Encontraras una cocina adecuada en los restaurantes principales. Pero si te gusta comer, si adoras la cosmopolita mezcla de tendencias culinarias jamás, jamás vayas a la cubierta diez. No solo porqué un enorme buffet que ocupa medio barco, sino por ser un paseo por los sabores del mundo. Golosos, sibaritas, gourmets….¡¡¡¡huid mientras podáis¡¡¡¡

Tengo que reconocer que en el restaurante principal, el primer día, los platos fueron   mediocre. Me dije: aquí está el eslabón débil. Otra noche me volví a reconciliar con la cocina del Bush y el Shappire Restaurant. Una suculenta berenjena con romesco y mozzarela, pescado con salsa de Martini espectacular sobre crujiente de menta, y una tarta de chocolate escandalosamente buena. Pero como he dicho, el buffet es la estrella.

También llamado Lido Market Place, nos ofrece interesantes opciones. A la entrada, a ambos lados de la piscina, dos restaurantes muy concurridos, como el BlueIguana Cantina en donde podremos degustar burritos, enlichadas, tacos, realizados sobre varios tipos de tortillas, y decenas de ingredientes,acompañamientos y salsas suculentos degustados en una zona temática con decoración mejicana. El Guy´s Burger Joint, la famosa marca de hamburguesas americanas, con raciones inmensas, y opciones expectaculares, servidas al estilo americano es siempre muy activo.

Dentro del buffet encontramos además de varios puntos con cocina más o menos comunes, cocina casera, postres diferentes (aunque no destacan especialmente salvo el buffet temático del chocolate), opciones étnicas como un Tandoori indio: pakoras, tandooris de pollo, carne y pescado, naans, samosas, seis aromáticas salsas y los labios al rojo vivo. Además un Wok Mongoliano, en donde seleccionamos carnes, pescados, verduras, noodles, y entre tres salsas nos lo cocinan al wok al momento. Además una pizzería. Esto en lo que se refiere a las opciones gratis que se completan con el servicio de habitaciones gratuito las 24 horas, y una selección magnífica de ensaladas, sandwitches, postres etc.

Además seis puntos con un pequeño suplemento. En primer lugar el espectacular Farenheit 555 , que por 35 dolares, disfrutamos de una lujosa experiencia entre la que podemos encontrar  Steaks, Surf & Turf, Filet Mignon, Langosta, y el famoso selección de chocolates. El italiano Cucina del Capitano, nos ofrece cocina regional del país transalpino. En la cubierta cinco, tenemos el Café Plaza con dulces y cafés especiales, el Red Frog Rum con cocina de pub, una barbacoa que funciona en los días de navegación, y finalmente el Sushi Bonsai, que por solamente desde 8 dólares, podemos disfrutar de un festín oriental, servido con la sutileza que suele caracterizar a cualquier experiencia gastronómica oriental.

Algo importante. Té, café, infusiones, chocolate, limonada están disponibles las 24 horas. No hay candados como en otras navieras. Durante los días de navegación tenemos 2 brunch amenizados por comediantes, y el té de la tarde. No es especialmente palaciego pero lo suficiente civilizado para la simpatica Susan y Mike de Liverpool, para sentirse en casa. Servido en mesa sin mucha sutileza es lo suficientemente civilizado como para compartir una deliciosa conversación, dulces pasables y un momento de relax en el activo FunShip.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies