ESTOCOLMO ESENCIAL

Hay muchas ciudades “marinas”, que se atribuyen el derecho de ser competencia de Venecia, y otras muchas con una fuerte personalidad, y conscientes de sus “poderes”, como Estocolmo que prefieren ser algo único e irrepetible. Construida en un universo armónico de agua, islas, canales, sirve de nexo de unión entre agua dulce y salada, que mediante las compuertas de la ciudad, se encuentran en un acto de amor, y coqueteo perpetuo. Una de las urbes, en donde pasear en barco, pasando a lo largo de decenas de islas es un atractivo añadido y recomendable.

La capital de Suecia es no solo una urbe de casi dos millones de habitantes, sino la esencia del país. Una ciudad con una rica historia, que se remonta al siglo XIII cuando el Conde Birger la funda, en la Isla de Mälaren. A lo largo de los tiempos, de ser la cabeza de un potente imperio que domina el Báltico, pasa a una ciudad menos expansiva y belicosa, símbolo de neutralidad, pacifismo, y sobre todo ejemplar en cuando a calidad de vida, urbanismo y dotaciones.

O sea, un lugar envidiable para vivir. Algunas cifras: más de 100 galerías de arte, 30 museos, 110 km de metro cuyas estaciones son obras de arte, 38 parques, y un tejido comercial digno de cualquier capital moderna. Ciudad de figuras como Greta Garbo, lugar de celebración de los premios Nobel, pero por encima de envidiables datos de calidad de vida.

¿Que no debemos perdernos?.

Estocolmo  no es una ciudad. Son decenas de ellas diferentes, islas y zonas con personalidades muy concretas, pero sin mezclarse.  Todo desparramado en 14 islas habitadas, aunque en toda la zona hay más de 30.000.

GAMLA STAN

Nuestro tour debe comenzar por las islas centrales, y donde tenemos una de las zonas medievales más hermosas de toda Europa: llamada Gamla Stan. Una fascinante lugar de callejuelas y esquinas pintorescas, coloridas fachadas sacadas de cualquier cuento de los hermanos Grim, sobre todo en las dos calles circulares, que transcurren por donde se situaba las murallas medievales: la Vasterlanggatan y la Osterlanggatan, en donde bulle una constante animación, terrazas de verano, tiendas de antigüedades y cafés tradicionales.

Hay varios lugares esenciales: el Palacio Real, con su pomposo cambio de guardia, la Catedral Storkyrkan,  cuya pieza más representativa es la estatua de San Jorge y el Dragón, realizada en madera de roble, además la Plaza del Mercado, o la Iglesia de Riddarholmen, y una de las más antiguas de la ciudad.

MAS ALLA DEL CASCO HISTORICO

Saliendo de la isla de Gamla Stan, y dejando la Isla de Parlamento nos metemos en Norrmalmen, y en sí, el corazón del Estocolmo moderno, con una mezcla interesante de arquitectura contemporánea, y edificios decimonónicos. Construido como ensanche, junto con el vecino Östermalm, en el siglo XIX, cuando el boom urbano, hacia que la isla de la ciudad antigua no fuera suficiente para albergar a los nuevos habitantes. El Södermalm, al sur de la ciudad vieja, aunque no tiene el atractivo turístico de otras zonas de la ciudad, es el ejemplo perfecto para ver como viven los estocolmenses, y posee un cierto encanto local.

LA CIUDAD DEL URBANISMO

Entremos por las calles comerciales como Drottninggatan, o Hammgatan, con la vanguardista Plaza Sergels Tor, su obelisco de cristal. Más allá el Konserhuset, y lugar en donde se entregan los premios Nobel. Östermalm, justo en el lado derecho de Norrmalmen, es la zona más elegante y opulenta de la ciudad, en donde destacan la aparente y elegante Plaza Karplan.

No debe dejarse caminar por el boulevard mirando al mar, llamado Strandvagen, y contemplando alguno de los edificios más impresionantes de la ciudad, como el Grand Hotel, diseñado por uno de los arquitectos geniales Suecos, del XVIII y XIX, Lars Israel Wahlman, y que se enmarca en la epoca gloriosa de la arquitectura de la ciudad, en donde maestros como Tenborn, o Torben Crut han dejado su impronta.

WASA: El orgullo de un Rey

Justo enfrente de Standvagen, tenemos tras cruzar el Puente de Djurgarden, la zona del mismo nombre, y que atesora otras de las dos joyas turísticas de la ciudad. En primer lugar, el Wasa es algo más que un barco antiguo, sino el único prácticamente intacto, y que tiene una historia trágica.

Rescatado del fondo del mar en 1956, fue el golpe más fuerte al orgullo sueco durante muchos años. El diez de agosto de 1628, la ciudad y la familia real, vislumbraba la botadura del pomposo navío. Por un defecto de diseño, se escora, entrando el agua por sus escotillas. Sin duda, una especie de Titanic local, que resulta apasionante.

SKANSEN: La Suecia de toda la vida

En la misma zona, a la que llega con el tranvía del mismo nombre, tenemos algo muy escandinavo, y que es ni más ni menos, que el Museo Skansen. Una colección de 150 casas, traídas de todas las esquinas del país, de distintas épocas y colocadas en un frondoso parque. Mobiliario de época, gente ataviada con ropas antiguas, es el lugar perfecto para respirar cultura y tradición escandinava.

AYUNTAMIENTO, BARCOS Y MUSEOS

Me encantaron los barcos históricos. Navegé hasta Drottningholm, actual residencia real. Es francamente un lugar bucólico, rodeado de lagos, islotes y zona verde a donde conviene llegar en algunos de los vapores de época, desde el entorno del Puente del Ayuntamiento. Al volver, el ayuntamiento bermellón llama mi atención. Hay una tendencia muy escandinava por competir, en lo referente a ayuntamientos con verdaderos caprichos, y el de Estocolmo es una ecléctica mezcla de estilo que hunde sus raíces en varios estilos, destacando la fantástica sala de mosaicos.

Los museos siempre son un complemento perfecto. Dos esenciales. En primer lugar, la más completa pinacoteca de toda Suecia, que es el Museo Nacional, en Södra Blasieholmshammen (metro Kungsträdgarten), con obras de maestros como Rembrandt, Rubens, Rendir y Gauguin entre otros, y el Museo de Carl Milles, un peculiar escultor que convirtió su morada, en su póstumo homenaje. Una especie de peculiar Gaudi local. Se llega con el metro hasta Ropsten, y los buses número 201, 202, 204 y 207.

ABBA

Te gusté o no Abba es Suecia, y Suecia es ABBA. Desde que ganarón el festival de Eurovisión, son unos verdaderos iconos sociales en el país. No es difícil en mi caso, sucumbir a mitos de mi generación. No podemos dejar de visitar su museo.

MINI GUIA

Como moverse:

La red de transporte es eficiente, contando autobuses, tranvías, metro, ferries, y transbordadores, y haciendo que lleguemos a cada esquina de la urbe. El Tunnelbana (metro) tiene estaciones bellísimas. Hay una especie de Stockholm Pass, bastante caro pero con descuentos, accesos a atracciones, transporte público, hasta tiendas y restaurantes. Si harás un uno intenso de la ciudad, quizás compense.

Que Comer;

La gastronomía sueca, aunque ciertamente repetitiva con carne de cerdo o caza, patatas, coles y nabos, pescado como salmón o arenques, aprovechas los productos de estación sobre todo el verano, con verduras frescas, bayas, etc. Algunos platos:. Köttbullar (albóndigas), el famoso plato nacional Smörgasbord (sandwitch abierto con decenas de combinaciones), el famoso pan Knäckebröd, y postres como Kanelbulle (bollo de canela), o los Pannkakor (pancakes). Cervezas Spendrupps o Pripps, y aguardiente de bayas.

Que comprar;

La moda está viviendo un renacimiento insospechado sobre todo desde la popularización de la conocida marca sueca H&M. Las tiendas de firma se encuentran en el Östermalm. Destacan tiendas como Asplund, Nordiska Galleriet o Svenskt Tenn, para lo más característico del diseño decorativo sueco sobre todo en cristal, acero, y madera.

Adicionalmente destacan, como algo característico los jerseys, y las compras gastronómicas. Gamla Stan es ideal para la compra de antigüedades. Zonas de compras incluyen Hammgatan, Hötorget, Drottninggatan, Biblioteksgatan, Kungsgatan.

 

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies