sáb. Jul 20th, 2019

GASTRONOMIA: Cenando en Ochs´n Willi

La cocina germana se basa siempre en platos recios, contundentes y sobre todo raciones inmensas. Lo que aquí sería una mesón sería en Alemania una Gaststätte. Hay en cada esquina del país incluso en las ciudades grandes. 

En pleno centro de Stuttgart, mirando hacia Neues Schloss, el gran palacio renacentista del centro se encuentra Ochs´n Willi. Puede que su fachada, tras las letras rojas nos recuerde un local de los años setenta, si entramos parece sacada de un chalet alpino, o típico local de cualquier típica ciudad alemana.

Decoración tremendamente tradicional. Madera, cuadros, artesonados, y un servicio «typisch Deutsch». Iba a cenar con amigos y enseguida estuve encantado. Su servicio fue rápido y efectivo, y el rango de precio medio. Por la cara de satisfacción de los clientes, y el abarrote es un local de moda. Cenábamos casi a las diez. Ventajas de un viernes, y una gran ciudad. Es tarde, muy tarde para cualquier ciudad alemana.

La carta es amplia, muy amplia. Cocina típica alemana de orientación de Baden Württemberg. No ose pedir salchichas. Le mirarán raro. No estamos en la vecina Baviera. Si Munich es la ciudad del BMW, la archirrival Stuttgart es la cuna de Mercedes y Porsche.

Dejemos los coches a un lado. Jarra de cerveza, y miramos la carta. Destacan los Spätzle (una especie de pasta que acompaña a todos), y tentador buffet de ensaladas y una selección amplísima de primeros, carnes, y platos vegetarianos. Optamos por una sartén Stuttgart con cerdo, spätzle y diversos acompañantes. Un magnífico codillo con sauerkraut. Me tentaba ya el postre, el delicioso Rote Grütze de frutos rojos, pero comencé por el famoso Maultaschen. El plato local por excelencia.

MAULTASCHEN

No estamos en Italia, pero podríamos decir a groso modo que Maultaschen se traduce por «bolsillos de morro». Y serían como una especie de ravioli gigantes, que se sirven en sopa o como en mi caso con acompañamiento de cebollas caramelizadas y ensalada de patata, pepinillos, hierbas y mostaza.

Su origen es de la edad media, y fueron una forma de esconder la carne en tiempos de vigilia y cuaresma. El sabor es sorprendente. Carne, migas de pan, condimentos varios, espinacas. Un plato especial.

 

DIRECCION

Kleiner Schlossplatz 4, 70173 Stuttgart
+49 (0) 711/226 51 91
+49 (0) 711/226 51 89
info@ochsn-willi.de

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies