Gastronomía: La Violeta de Madrid

En la plaza de Canalejas, en el Madrid más bonito e intemporal nos llama la atención una pequeña tienda en dónde podemos ver, con una decoración decimonónica unos caramelos azules. Es la famosísima La Violeta.

La primera vez que probé el enigmático caramelo, sentí un sabor amargo difícil de calificar, pero poco a poco todo una colección de matices florales fueron cautivando mi paladar, y me convertí en un fiel defensor de los caramelos de violeta.

Aunque de origen francés, son especialmente populares en el Madrid de las violeteras de finales del XIX. La violeta crece en el norte de Madrid, y pronto este tradicional comercio comenzó a vislumbrar la posibilidad de deleitar a los paladares de las mejores familias madrileñas, desde 1915.

La familia Gil vende unos productos inmejorables, y aunque es un icono turístico, siguen poniendo un especial cuidado en ofrece lo mejor de su éxito. Además de los famosos caramelos llevados a toneladas por madrileños, nostálgicos, turistas, y foodies gourmet se vende una selección interesantísima, en sus añejas estanterías de estética antigua y decadente, cosas deliciosas como violetas y frutas confitadas, marrón glace, chocolates, también miel de violetas y te de la exquisita flor.

Es la tercera generacion que mantiene toda la tradición. Se han abierto otras tiendas, en otros puntos de la capital, pero la tienda de la Plaza de Canalejas sigue arrastrando una atracción especial.

Los paquetes de violetas siguen manteniendo un empaquetado antiguo y tradicional. Me gusta cada cajita que compro porque me recuerda, que todavía siguen existiendo formas cuidadosas, y sobre todo tradicionales de presentar las cosas. Pero también preparan, para clientes más exigentes, porcelanas y cajas para rellenar y hacer regalos de caramelos de violetas más sofisticados. Actores, famosos, politicos son clientes tradicionales del emblemático local. Se dice que Alfonso XIII compraba las violetas, tanto para su esposa, la reina Victoria Eugenia, como para su amante, Carmen Ruiz de Moragas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies