La monja exhibicionista

Una anécdota. Visitaba los monasterios de Rumania, y en Suceava está monja despertó mi curiosidad. Perseguía ávidamente a los turistas, los llamaba detrás de las esquinas, nos miraba con insistencia. Me hacía signos para que la siguiera a detrás del monasterio.
La verdad es que no me inspiró especial curiosidad. Desde lo  lejos, llegaba otro bus y la monja en cuestión se lanzó a la caza del turista. Detrás de los árboles, vi como de espaldas, abría su manto enseñando….cielos. Un grupo de turistas miraba con asombro las interioridades de la monja. ¡¡¡¡no me lo puedo creer¡¡¡¡. Una monja ortodoxa exhibicionista. Seguí a la monja que perseguía a otro grupito. Detrás de las murallas, abría la sotana y volvía a mostrarse…..¿¿¿¿ehhhh???. ¡¡¡Que escándalo, por Dios¡¡¡¡¡. Cuando ya nos ibamos nos asaltó detrás de los servicios. Después de mirar a un lado y a otro….se dispone a abrir la sotana…..CIELOS. TRASSSSS….debajo de la sotana una inmensa colección de iconos pintados a mano, prendidos en su sotana, que ella vendía secretamente para ganarse el sustento.
¿Qué habíais pensado mentes calenturientas?.

Comentarios

Un comentario sobre “La monja exhibicionista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies