¿Mérida y Valladolid?. Sí; pero en Méjico


Al igual que ocurre con toda la geografía latinoamericana, los españoles cuando desembarcaron en el nuevo mundo, buscaban hacer un lugar a imagen y semejanza de la añorada España. Lo primero que había que hacer, es usar los mismos nombres de las urbes que habían dejado, y luego levantar hermosas ciudades coloniales, con ciertos aires hispanos. 

Valladolid y Mérida son las dos urbes más destacadas del estado de Yucatán, y que nos hacen ver como el mestizaje entre culturas dio lugares destacables. El mes de agosto es un período especialmente pegajoso, y muy caluroso. La noche sigue siendo el mejor momento para pasear.  Las Plazas de Armas de armas, con un urbanismo bastante rectilíneo y en donde se concentraban los edificios más destacados de los poderes coloniales dominan y articulan la vida urbana.

 

Siempre recordaré como vivía Mérida la noche. La luz despuntaba de los bares, los turistas caminaban, y los locales acudían al epicentro de las ciudades. Llamada la ciudad blanca fue erigida sobre un centro del poder Maya, un lugar llamado Tiho en 1542, . Lo primero que vemos es la imponente presencia de la Catedral. No era posible reconstruir los templos españoles, pero la riqueza de una época gloriosa daba recursos para erigir templos dignos de un imperio.

La familia Montejo, derrota a los Mayas y levanta la ciudad que se vertebra en torno a la Plaza Mayor, y saliendo de ella opulentas calles. Las Plazas Mayores, o de Armas son las ciudades coloniales una especie de escaparate donde miramos el poder de colonial.

Se hacen anchas, con árboles, fuertemente decoradas, y con todos los elementos para resultar un lugar sofisticado y urbano lejos de la metrópolis.

La catedral del siglo XVI, se levanta sobre las ruínas de un templo Maya, y detrás de su fachada barroca, descansa el Cristo de la Unidad. Interiormente todo es una especie de joyero. Pinturas, santos, capillas, etc. En el lado sur de la Plaza el Macay o Palacio Arzobispal, además del Palacio de Gobierno en donde encontramos murales de artistas locales. El Palacio Municipal ahora ayuntamiento es el lugar perfecto para contemplar escenas de bailes tradicionales tradicionales. El Palacio Montejo, es otro punto esencial en la Plaza Mayor.

La verdad, es que es una pena que Mérida sea una ciudad de paso para los placeres de la ruta Maya, pero hay otros atractivos. Uno de ellos son los paseos en calesas de caballos. Podemos ver de forma cómoda otros puntos de la ciudad sin agotarse, como el Parque Hidalgo o las dos principales arterias como la Calle 60 y 62, las calles adyacentes a la Plaza Mayor con sus iglesias, palacios, y toda su explosión de vida. El decimonónico Paseo de Montejo, fue una nueva artería en donde se expandía la ciudad con un urbanismo más abierto.




Valladolid es una pequeña Mérida. Diminuta y coqueta, nos ofrece la misma planta urbanística. Pocos turistas paran en ella, pero agradezco enormemente haber pernoctado, porque la casona mejicana en donde nos alojamos, nos ofrecía un fantástico patio interior, con una piscina, en donde las bungavillas caían y hacían que el baño fuese algo reparador.

El epicentro es el Parque Francisco Cantón Rosado, en la cuadriculada Plaza Mayor, en donde una altiva catedral de Sam Gervasio, aunque más humilde que la de Mérida domina el lugar. Es un lugar especialmente recomendado para comprar tejidos locales, en un mercado indígena que se celebra en dicha plaza. Aunque hay numerosos edificios coloniales la estrella monumental es el Templo de San Bernardino, y el convento de Sisal.

Pero de nuevo, lo más llamativo es callejear y fijarse en sus calles, y disfrutar de su arquitectura, sin enfrascarnos en profundidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies