jue. May 23rd, 2019

VUELOS MALDITOS: Vuelo 191

Los pasajeros desarrollan manías diversas cuando vuelan. Algunas pintorescas, otras basadas en creencias populares. Hay pasajeros que no se sientan en la fila 13. Aerolíneas que han eliminado esta fila en sus aviones, y otros muchos que renuncian a volar en el vuelo 666, el número de la bestia.

Vuelos en viernes o martes 13 tampoco son especialmente populares. Pero quizás poca gente sabe que si vuelas en algún vuelo que tenga el número 191, y vuelas en Estados Unidos, tienes motivos para preocuparte. Ningún otro número acumuló tantos infortunios. Si estas a punto de subir a uno, aún estás a tiempo de evitarlo. Repasamos el trágico historial de esta sucesión de vuelos.

1.- Vuelo experimental X-15. Vuelo 191.

Tenemos que remontarnos al 15 de noviembre de 1967. El piloto Michael J Adams estaba al mando de este modelo experimental, estratosférico de la NASA, cuando fue arrojado desde las alas de un NB-52B sobre el lago Delamar Dry Lake. Desarrolla problemas eléctricos y comienza a caer, sin poder remontar. Investigaciones posteriores indicaron que, se cree que el fallo eléctrico previsiblemente causó distracción, mala interpretación del panel y vértigo. Era el comienzo de la fatídica historia del vuelo 191.

2.- Prinair vuelo 191

La mala suerte viaja después a Puerto Rico. El 24 de junio de 1972 un Havilland DH114 se disponía a aterrizar en Ponce, en un vuelo desde San Juan. Donald Price, un capitán experimentado decide no seguir con el aterrizaje.

Frustra la maniobra pero entra en pérdida al remontar, estrellándose poco después. Cinco personas murieron en el accidente. La niebla fue un factor que contribuyó a la tragedia. En las investigaciones se cree que un vehículo estaba en pista, aunque jamás se pudo probar, no llegando a una conclusión clara acerca de las causas reales del accidente.

3.-American Airlines AA191

Ya se sospechaba el poder maligno de esta combinación de números cuando el 25 de mayo de 1979, se producía el peor accidente de la historia en Estados Unidos. Un flamante DC10-10, de infausta fama, se disponía a despegar desde Chicago con destino a Los Angeles. A bordo del avión 271 ocupantes. En pleno despegue se desprende el motor izquierdo.

El comandante sigue el despegue, pero al ganar altitud vira hacia la izquierda, entra en pérdida y se estrella. Muriendo todos sus ocupantes, y dos personas en tierra. Se descubre el escándalo mayor de mantenimiento de la compañía, al ver que habían desmontado el motor de forma inadecuada, y dañarse los pernos de sujección. Al desprenderse, se cortan todos los sistemas hidraúlicos que el avión sea incontrolable. Además del mantenimiento inadecuado, McDonald Douglas es imputada por un pobre diseño del avión.

4.- Delta DL191

Pronto el vuelo de la muerte iba dar más titulares. Un enorme L1011 volando desde Fort Lauderdale se disponía a aterrizar el 2 de agosto de 1985 en Dallas, en medio de una fuerte tormenta de verano. A pesar de las fuertes turbulencias se procede con el aterrizaje.

Una fenómeno hasta el momento desconocido, llamado windsheer, y que consisten en repentinas corrientes descendientes, hicieron que el avión cayese en pleno aterrizaje estrellándose con edificios aeroportuarios antes de llegar a la pista. De los 162 ocupantes solo 27 sobreviven.

5.-Comair 191.

Cuando el vuelo Delta Connection 5191 se estrella en Lexington el 22 de agosto de 2006, cuando estaba despegando rumbo a Atlanta se pensaba que no se trataba de otro caso del vuelo maldito. Las cosas cambian, cuando se descubre que el reactor regional CRJ volaba también en códigos compartidos con número Comair 191. Sin duda, acababa de golpear de nuevo.

De los 48 ocupantes, solo sobrevive el comandante, que en baja visibilidad despega por una pista mucho más corta e insuficiente para realizar un despegue con éxito.

6.-JetBlue 191

Por primera vez, un vuelo 191 se iba a salvar, pero es un suceso tan extraño, que podríamos pensar que fuerzas malignas conspiraban para derribar también a este A320 que volaba entre Nueva York y Las Vegas. El 27 de marzo de 2012, y cuando el comandante se encontraba en la cabina de pasajeros, tras el despegue, comienza comportarse como un endemoniado.

Grita fuera de si que se iban a estrellar, que nada podía hacer, y que se encomendasen a Jesus. Unos pasajeros aterrorizados consiguen maniatarlo. El avión aterriza con seguridad en Amarillo Texas.

¿Tenía un mandato diabólico de derribar el avión?. Misterio.

Tras eso, prácticamente todas las compañías estadounidenses, ha retirado la combinación 191 de la programación de sus vuelos. Aprensión, superstición o no, cierto es que la combinación del 9 y el 1 ha traído casuales accidentes adicionales. Y es el caso de los vuelos 901. Como el Vickers Viscount de Austrian Airlines que se estrella en sept de 1960, el DC10 de New Zealand que cae en Antártida, el Bac1-11 de Austral que cae en el Río de la Plata el 7 de mayo de 1981, o el B737 de Aviateca que se accidenta en El Salvador en 1995. Todos vuelos 901.

Avisados estáis.

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies