lun. Jul 22nd, 2019

BENEDITA & ELISA: Una bocanada de aire fresco en Compostela

Desde hace algún tiempo se nota, que una sugerente ebullición gastronómica se está apoderando del entorno de la Rua de San Pedro, una de las zonas más bohemias de la ciudad de Santiago, y que está marcando tendencias. No solo es una calle hermosa, sino el último tramo del camino, antes de entrar en la «almendra» histórica compostelana. 

Una calle activa y local; con una interesante mezcla de locales y turistas, que hace que abran nuevas y valientes apuestas gastronómicas, de nuevos cocineros, con ganas de fusionar, y hacer ofertas atractivas y complementarias a las cocinas de siempre. Locales acondicionados, eclécticos y maravillosos, están ocupando lugares destacados en el «buen comer» de la ciudad. A Praza do Matadeiro, no es técnicamente a Rua de San Pedro, pero si se enmarca en su entorno. En el número 1, decidí probar Benedita Elisa. Me habían hablado muy bien de su oferta.

De la mano de dos jóvenes cocineros, que se conocieron y estudiaron en Santiago, y luego coincidieron en restaurantes «laureados» de Barcelona, decidieron tomar el nombre de sus respectivas abuelas y abrir este sorprendente restaurante. Nos reciben una amabilidad increíble.

DECORACION

BIEN¡¡¡¡ por fin una decoración que se sale de la piedra vista, madera y aires «locales». No me malinterpreteis. Hay locales tradicionales maravillosos, pero echaba de menos apuestas más «urbanas» y en cierto sentido cosmopolitas. Me encanta la elección del papel de tendencias, los detalles naturales, y la vajilla.

LA CARTA

Es muy corta. Convendría ofrecer más opciones. Optamos por dos entrantes tan pequeños, que parecían más bien tapas de cortesía. Una tosta de berberechos de mango y yogur griego, y un bikini de rabo de ternera. Gustosas ambas, pero sin destacar. Con un delicioso viño verde, pasamos a los platos principales.

Amablemente nos invitaron a los guisantes con caldo de vainas y zamburiñas. Los guisantes eran fresquísimos, la mezcla curiosa, aunque le faltaba algo que potenciase más en sabor global. El bacon no había bien el trabajo de iluminar el conjunto.

Lo que vino después, elevó el listón a niveles sublimes. Boletus, raya, papada y esferas ahumadas, se nos presenta con una decoración y composición perfecta. Colocación de todos los elementos como si fuese el jardín del edén, y se sirve con toda parafernalia, con un caldo una vez que se coloca en la mesa. Muy sabroso. Un mar y tierra, en donde la papada condiciona más el sabor que el elemento del mar. Un plato para disfrutar de sus sabores perfectamente maridados.

Lo que iba a venir fue lo más perfecto del menú. Puede parece que un canelón de cerdo es algo convencional. Pero si usas mango, y saborizas el conjunto con una bechamel de coco, puede chocar. Nada más lejos de la realidad. Un bocado te lleva al paraíso. Trópico, italia, galicia, todo un mundo de sabores complementarios y diferentes a la vez. El conjunto es decorado con tropetillas. Una delicia micológica que le da visualidad al conjunto.

El postre iba ser otra sorpresa. Opté por la tarta de cerezas frescas. De esos postres en donde masas, cremas, y frutan combinan a la perfección. Las cerezas frescas resaltan, en un mundo sabores dulces sin empalagar. Complementamos el conjunto, con un postre que no estaba en menú. Y venía a ser una especie de tiramisú deconstruido. Muy jugoso y sabroso, pero más convencional, y con menos sorpresas.

RELACION CALIDAD PRECIO

La verdad es que es un tema espinoso, que depende de la experiencia global. La velada fue perfecta, la atención exquisita. La comida correcta en algunos puntos, y genial es otros. Hay técnica, pasión, calidad y mimo en la elaboración. Sin embargo añadiría unas pinceladas para que globalmente alcanzara el «olimpo».

Supongo que son apreciaciones personales. Cuando vas a un lugar diferente, en donde la creatividad es un elemento importante esperas unos precios algo más elevados. No es un restaurante muy caro, pero convendría dar más opciones, y sobre todo trabajar en los «entrantes». Son a precio bajo, pero no resultan especialmente «llamativos».

Con todo me soprendió gratamente, y auguro, que cuando vaya afianzándose, creando más alternativas, será un sitio de referencia.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies