Cosas que me gusta hacer en Copenhague

Desde mi pequeño hotel podía experimentar dos cosas. Olor a fritanga de los Frikadeller,  una especie de albóndigas que adoran los habitantes de la ciudad, y las brillantes luces del parque de Tívoli al otro lado de la calle. Una noche de verano, pegajosa, y dulce. Tanto como abrir un cuento de Hans Christian Andersen. Tejados multicolores, palacios encantados, dulces calles y un país milimétricamente ordenado como un parque temático infantil. 

Este país Europeo, aparte de un idílico lugar es uno de los países, con los índices de calidad de vida, más envidiables de Europa. Había llegado de Turku, hacía un par de horas. Conocía la ciudad, y me disponía a dar una vuelta. Independientemente de si eres primerizo o no, hay una serie de imprescindibles en la capital de Dinamarca. ¿Nos vamos de paseo?.

Fotografiar la Copenhague Real

Todo reino de fantasía y recordemos que Dinamarca es el país de los Cuentos, debe tener un rey. Los daneses adoran su familia real, y hay dos palacios esenciales. Amalienborg es la actual residencia real y palacio de invierno. Su cupula “Vaticano Style” se visualiza desde muchos lugares de la ciudad. Es una especie de urbanización VIP, en una plaza de cuatro palacios idénticos. Son el Moltke, Levetzau, Brockdorff, y Schack. No te pierdas el cambio de guardia. 

En pleno casco histórico, Christianborg, es quizás el centro de poder más importante del país.

Los daneses son muy pragmáticos, y tras el gran incendio del palacio real en el XVIII, eligieron el traslado de la familia real a Amalienborg, unificaron los poderes ejecutivo, legislativo y judicial en el mismo lugar. Es sede del parlamento, oficina del primer ministro, y además sede del tribunal supremo. Además la familia real usa el palacio para actos oficiales para recepciones varias. Se encuentran además las caballerizas y capillas reales. 

-Storget y casco histórico

Desde la Plaza del Ayuntamiento hasta la Plaza Kongens Nytorv, Storget discurre, cruzando de este a oeste el Casco Histórico, como una de las calles peatonales más largas de Europa. Siempre en ebullición tenemos las grandes marcas del lujo, tiendas de artistas locales, joyerías tradicionales como la Klarlund, la tienda Lego (algo muy Danés), o cafés de toda la vida como el Europa. En una zona plagada de palacios, casonas, callejuelas encantadoras, e iglesias.

-Una foto güiri: La sirenita

Siempre miles de personas, y turistas varias. Si se mantiene con “cabeza” algo que no siempre dejan los vándalos, es otro punto esencial. Cierto que es ridículamente pequeña, hasta el punto de pasar desapercibida. Al lado del puerto de cruceros, no es fácil de encontrar. Los daneses aun hoy en día se sorprenden como una sirena sacada de cuento, roñosa, y pequeña pudo haberse convertido en el icono del turismo en la ciudad. Pero es la típica “atracción-selfie”.

– Nyhavn 

Los daneses son los más golfos y marchosos de Escandinavia. Malas lenguas, venidas siempre de su rival, Suecia, dicen que además “borrachos”. Tópicos aparte, son especialmente “latinos” dentro de un orden, y los viejos muelles Nyhavn (quizás las fachadas más hermosas de la ciudad), el lugar más activo de toda la ciudad. Barcos históricos, animados restaurantes, y bares es la zona de más ambiente de la ciudad. Se encuentra entre Kongens Nytorv y Amalienborg.

-Comprar ceramica azul  en Royal Copenhague.

By Gryffindor-Wikipedia

Los daneses son tan monárquicamente tradicionales como los británicos como su Casa Real. Y un compra tradicional es su lujosa vajilla azul Royal Copenhague. Los japoneses compran vajillas enteras, pero hay que decir que es especialmente cara, y nos tendremos que conformar con un par de piezas.

Te guste o no, es un regalo delicioso, para cualquier persona que entiende un poco del valor de esta reputada porcelana. 

Desde su tienda de Storget, y siempre con colas, es proveedor de la Casa Real desde hace cientos de años. 

-Tivoli: Otro entorno de cuento.

Algo ñoño para los estánderes actuales este País del Nunca Jamás, es un primor de bombillas y flores. Es la idea de un parque temático de finales del XIX. Uno de los más antiguos del mundo, conserva todos los ingredientes de un antiguo parque temático de toda la vida.

Además del desparrame lumínico, hay un gran palacio árabe, pagodas chinas, un Teatro de Pantominas, y oferta gastronómica de primer orden. Y como no. Algún tiovivo de película de miedo. Se encuentra al lado de la estación central. En  Vesterbrogade 3.

-Iglesia de Grundtvig

Quizás de las iglesias más peculiares del mundo. Aunque algo alejada del centro, más concretamente en el distrito de Bispebjerg, fue diseñada por el artista Peder Vilhelm Jensen Klint en 1913. En honor al filosofo y escritor Gundtvig, es uno de los pocos ejemplos de arquitectura expresionista danesa. Su fachada de ladrillos es impresionante, y su interior toda una sorpresa. Pura, tradicional y estilizada no nos deja indiferente.

-Tomar fiskefrikadeller

Es plato esencial tradicional de Dinamarca. Una especie de bolas pescado tan famosas como el Fish & Chips. Mucho mejor que el postureo del sobrevalorado, y desaparecido Restaurante NOMA. Entrante, plato principal, acompañante esta especie de pasteles de pescado, son un “quitahambres” baratos, y se encuentran disponibles en cualquier esquina del país. Mejor con cerveza.

-Una Carlsberg

Y la cerveza en Dinamarca es esencialmente Caslsberg. Una institución. Tan cerveceros como los alemanes, esta cerveza es suave, untosa y aterciopelada. Fundada por el filántropo y coleccionista JC Jacobsen es uno de los fabricantes de cerveza más importantes del mundo. Desde 1847 es toda una institución y emporio presente en toda la vida danesa. Hay que visitar el Museo de la Cerveza a un par de kilómetros del centro de la ciudad.

http://www.visitcarlsberg.com

Gamle Carlsberg Vej 11,

1799 Copenhagen V. 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies