COSTA VICTORIA. Cinco razones para amarlo

Costa Cruceros significa tradición. No hay casi ninguna, salvo las americanas que pueda atesorar tantas millas navegadas, y tantas experiencias en sus cuadernos de bitácora. Italianissima, y para un país de navegantes como italia es un grado. Sabemos como ha evolucionado. Te puede gustar más o menos las pautas implementadas por Carnival, pero lo que es cierto es que su nombre impone.

Recuerdo la primera vez en el Federico C, una de las naves que popularizó los cruceros. Quizás un barco sencillo, pero lleno de sabor. Todo era más artesano pero con mayor personalización. Fue una de las travesías mejores de mi vida.

La segunda singladura, fue en el Costa Victoria. La sublimización de Costa Cruceros,  como algo italiano, lejos de las zarpas del diseñador americano de interiores Farcus, y que tanto ha cuestionado las raíces de la esencia italiana. El Costa Victoria es diseño, estética, y sobre todo recogía el testigo de años de diseño naval en donde Italia destacó como potencia. Quiero dedicar un homenaje a una nave, que aun navega aunque esté en manos de rutas para orientales.

La vieja dama blanca es diseñada como el primer Victoria Class en los astilleros de Bremer Vulkan para dar un salto en tamaño y competir en tonelaje con navieras como Royal que se había estrenado con sus Vision Class. Eran los tonelajes que sorprendían en la década de los noventa. Tendría 75166 toneladas, serían botado en 1996, y sería el primero de dos barcos. Se gastaron 13,05 millones de euros.

El segundo iba a ser el Costa Olympia. El astillero quiebra y por el casco inacabado termina siendo completado por NCL, y sería botado bajo el nombre de Norwegian Sky, con pocos parecidos con el original barco. Había cinco cosas que me enamoraban del Costa Victoria. Una de ellas era por ser condenadamente hermoso, pero hay otras que lo hacen único.

1) Tiene clase. 

Acostumbrados al ornamento de los actuales barcos, la primera imagen de la nave es sobria, devastadoramente simple y hasta aburrida. Aunque se ven algunas arrugas, se mantiene en perfecto estado. Terriblemente elegante y refinado, es el barco de la simplicidad, y es la heredera natural de otras famosas naves italianas. Vemos una clara mezcla de elementos de diseño, superficies limpias y sin decorados pesados, y elementos novedosos como uno de primeros halls de varios pisos a bordo de un barco, y sobre todo personalidad, y carácter único.

2) Diseñado para reflejar el espíritu de italia:

Siempre pretendió representar el espíritu italiano en diseño naval, que marcó la pauta durante años. Y se ve nostalgia, y recuerdos de viejas naves en cada esquina. Una especie de herencia viva. Así, aunque con unos años, es todavía una de las naves con más personalidad que navega por el mundo. Tras ella, se han roto los moldes. Recordando a la genialidad de Nino Zoncada, un  mito del diseño de grandes barcos como el Raffaello y Michellangelo, se contó con el artista Emidio Tadini que nos dejó unos fastuosos mosaicos, o Gianfranco Pardi, con su estatua Albero del Cielo. Cada esquina esconde un tesoro.

3) Tamaño perfecto.

Hoy, las navieras se esfuerzan por competir en quien los «tiene más grandes». Los barcos son clónicos, enormes, y están saturados. Se quiere maximificar cada centímetro, para meter cuantos más pasajeros  mejor, reducir costes y sobre todo ser enormes centro de negocios. En la época del Costa Victoria además de negocio se imponía el ocio. En la década de los noventa, representaba el tamaño perfecto. Un barco con las suficientes atracciones disponibles sin resultar un parque de atracciones. El nivel de las 75000 toneladas, son el límite entre tamaños racionales, y masificación.

4) Espacios únicos

Glosar cada esquina de un barco de mas de setenta mil toneladas es demasiado largo. Hago mención de algunas de las instalaciones mas brillantes. Hay tres salas sinceramente insuperables como la Plaza Concordia de varios pisos, verdadero mirador opulento en proa de la nave, el Bar Cappricio con los maravillosos mosaicos, y el Bar Morfeos, que parece sacado de un famoso liner italiano de los años 50. Es asimismo uno de las pocas naves con piscina cubierta. La Tavernetta en la cubierta doce, es un lugar entrañable, lugar multifunción cuelga pinturas de los barcos mas representativos de la compañía de Stephen Payne.

5) Rabiosa combinación entre modernidad serena y tradición.

Fruto del cuidadoso diseño de Robert Tilberg, Siempre pretendió representar el espíritu italiano en diseño naval, que marcó la pauta durante años. Le recuperan vanguardistas ideas de diseño con las típicas chimeneas de costa, una avanzada proa, y unas líneas que rezuman  modernidad y diseño. Y se ve nostalgia, y recuerdos de la  navegación intemporal en cada esquina. Una especie de herencia viva.

EL BARCO

EN ASIA

En 2004 se reestructuró en Sembawung (Indonesia), en donde se añadieron balcones (exactamente 242). Por desgracia, entra en 2012 en el mercado asiatico, en donde esta vetado para occidentales, con solo un par de salidas. Esencialmente cruceros entre Shanghai y Singapur tocando Japón, Vietnam, Malasia y Thailandia. Se ha adapatdo su decoración al gusto oriental, con colores más brillantes, y cinco restaurantes en donde destaca el Club Magnífico a la carta. Sigue manteniendo un soberbio spa, tiendas y todos los servicios que lo hacían un barco único.

Así, aunque con unos años, es todavía una de las naves con más personalidad que navega por el mundo. Tras ella, se han roto los moldes. Puede que Costa se esfuerce por sacar barcos enormes, y de estética “poco liviana”, pero todavía quedan barcos de “pata negra”, que siguen siendo naves de un exquisito gusto, e intemporales. Los nuevos Costa NeoRomántica y NeoClassica, parece que ha hecho cambiar de rumbo al equipo decorativo de Costa, y que viene a darnos la razón, a los que añorábamos la Costa “de toda la vida”.

Mi homenaje para un barco único, y que espero que navegue con la compañía durante mucho tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies