FANTASMAS DE ROMA

Los fantasmas, como almas atribuladas que son, huyen de los cementerios. Rechazan su paso a la otra vida, y se aferran a nosotros. Los hay maléficos, gamberros, y dominantes. Pero la mayoría de ellos tímidos y huidizos. Y la mayoría, se fusionan con los vivos, solo manifestando sutilísimas señales de atención.

Los sitios lúgubres son su habitat en las películas. Aunque en realidad están por doquier. Coches, barcos trenes o una moderna oficina. Mansiones, hoteles o bosques. Cualquier lugar es susceptible de guarecer un alma atormentada. Y Roma es un trágico devenir, en donde se han fraguado historias terribles.

Un fantasma, es un alma que no quiere irse, y está asociada a una experiencia traumática. Roma es bella y magnífica. Eterna, aunque su existencia se haya basado en alfombrar sus calles con torrentes de sangre. En ningún lugar de la tierra, hay tantas historias trágicas como en Roma. Tras haber recopilado decenas de historias, espero a que los turistas duerman, y las callejuelas se vuelvan obscuras y furtivas, y camino solo escuchando mis pasos; y mi respiración.

El ambiente comienza a ponerse agobiantemente inquietante. Roma está atestada de fantasmas, y se perciben en cada esquina. Se dice que caminar cerca del Coliseo, el epicentro de la muerte y el horror del imperio produce inquietantes vibraciones, o en ciertos callejones de Roma notamos alguien que camina detrás. Escuchamos pasos, notamos algo en nuestra nuca. Nos volvemos, y se han ido.

Hay cientos de historias de fantasmas. La noche es fría. Aunque Roma está infestada de fantasmas, me fijo en cinco particularmente evocadoras.

1- Campo de Fiori

Parece una deliciosa y estética plaza, donde por el día se llena de coloristas puestos de verduras, frutas y flores. Una vez vacía, al anochecer, la estatua fantasmagórica del monje napolitano Giordano Bruno en lo alto, y mirando cada esquina nos produce una sensación maligna. Un monje adelantado a su tiempo, astrónomo, matemático, poeta y físico que cuestionó muchos de los dogmas. Defendía la existencia de los extraterrestres, que la tierra no era plana, y siempre era indómito en la defensa de sus tesis. Viajó predicando sus teorías por Génova, Savona, Turín, Venecia, hasta recalar en la Roma del siglo XVI. Tras caer en desgracia es quemado. Cuando los turistas desaparecen, y solo es escuchan las sonidos de fuente; hay testigos que afirman haber oído como los lamentos lejanos de Bruno, invaden los callejones. Hay quien ha sentido presencias a sus espaldas, y visto una negra y tétrica figura con capuchón flotando en la zona.

En las inmediaciones del Palacio Farnesse, hay un fantasma tranquilo, que parece no querer dejar la zona. Rodrigo Borgia, más conocido como Alejandro VI visita una de las residencias de la posadera y amante Vernozza dei Cattenai, en la Vía del Pellegrino. Y sobre todo en Palacio de Locanda della Vacca, en donde se siente muy cómodo, y todavía busca a su querida Vernozza. Amor, que es inmortal y eterno.

2-Donna Olimpia, o la Pimpaccia

Y ahora nos vamos al misterioso y literario Ponte Sisto, que comunica Roma Antica, con la maravillosa Trastevere. Es un puente a media luz, que es el escenario de la aparición de uno de los fantasmas más populares y persistentes de la Roma misteriosa. Donna Olimpia o la Pimpaccia, fue una cortesana, que era el perfecto  ejemplo de como debe ser una trepa de manual. Perversa y ambiciosa, hace su fortuna casándose con varios acaudalados caballeros, hasta que se convierte en amante de Inocencio X, perteneciente a la rica familia Pamphili. Odiada por el pueblo, cuando vislumbra la muerte del papa, huye llevando todas los tesoros que puede por el Ponte Sisto.

Es obligada a recluirse en una humilde morada, y muere de la peste. No es la primera noche, que la Pimpaccia aparece cabalgando una carro tirado por animales infernales, provocando pavor entre quien la ve. Dice la tradición, que si te atrapa, te lleva a su infernal mundo.

3-Muro Torto

En la Villa Borghese, el Muro Torto, parte de la muralla de la antigua roma, siempre ha estado relacionado con

Fuente Jons Van Roodes
Fuente Jons Van Roodes

actividad paranormal destacada. En parte porque era donde se enterraban los mendigos, criminales, prostitutas, suicidas, y asesinos. Las almas vagan sin rumbo, y también la de una dama muy célebre. Messalina, la esposa del emperador Claudio. El imperio romano, dio decenas de fantasmas, que pagan por cada una de sus ruinas. Mesalina, fue la historia de una sex bomb y casquibana emperatriz, siempre sedienta de sexo y polvo rápido.

Pasan por su alcoba gladiadores, soldados nobles y su amante favorito Silio, que conspira contra su marido. Se descubre el compl0t, y el emperador la manda asesinar en las inmediaciones de la Via Medici, y el Muro Torto, lugar donde se refugió escapando de sus verdugos. También cerca del Coliseo, y la Vía Labicana se percibe una dama de blanco, fantasmal con una expresión de angustia, buscando sosiego.

4-Beatrice

 Vayamos a una de las historias más populares de Roma, y también relacionada con un fantasma. La historia apasionante de Beatrice Cenci, una bellísima dama de la sociedad romana de finales del siglo XV. Su padre el banquero Francisco Cenci era tan miserable y brutal, que además de violarla de forma reiterada, la maltrataba al igual que al resto de la familia. A pesar de sus denuncias, las autoridades no se atrevían a juzgar a un noble. Con la ayuda de su mayordomo y herrero, planean su muerte en uno de sus castillos. A pesar de intentar hacerlo pasar por un accidente, un criado los acusa.

A pesar de la presión social por liberar  a la Beatrice y sus hermanos, son ejecutados en el infame Castello de Sant Angello, una de las prisiones más crueles de la época. Se entierra en la Iglesia de San Pietro di Montorio, en una lápida sin nombre. Más adelante, los soldados de Napoleón saquean la iglesia, y esparcen los restos de Beatrice por la ciudad. Hoy la dama perdida, e injustamente ejecutada, aparece con su cabeza en sus manos el día de la ejecución. Si por casualidad vagas a altas horas de la madrugada, por el tétrico castillo, un solo día al año, mira a tus espaldas. Beatrice puede estar acechando.

5-La Tofana

 Aunque hay cientos de historias de evenenamientos, la de la alquimista Giuglia Tofana deja los de Lucrecia Borgia, como algo anecdóticos. Hermosa dama siciliana abre una perfumería en el entorno de la Vía Giuglia, para dar tratamientos de belleza a las hermosas damas nobles romanas del siglo XVII. Inventó un elixir de belleza llamado Acqua Tofana, pero que en dosis altas tenía la virtud de causar la muerte, sin dejar rastro. Pronto las damas ricas además de tratamientos de belleza buscaron la forma de desembarazarse de maridos inoportunos.

Tras más de 600 envenenamientos, es descubierta y ejecutada siendo uno de los casos de crímenes en masa más celebres de la época. Lo bueno viene ahora. Un lúgubre ático, de una anónima plaza, y que previsiblemente era su hogar, permanece deshabitado desde hace decenas de años. Sus vecinos parecen estar acostumbrados a los ruidos extraños que se repiten en el lugar, como si La Tofana siguiera manipulando sus pócimas.

Donde dormir

En donde hay más «actividad» que en las películas de Scooby Doo, es el Castello della Castelluiccia, lejos del centro. Un hotel boutique que fue una antigua villa romana, y al lado de la Tumba de Nerón. No hay día que algunos de sus clientes, hayan relatado haber visto a Nerón paseando por los jardines del Hotel.

 En la Via del Corso, esquina Vía Conditti, el Grand Plaza es uno de esos hoteles clásico y languidos, que estan vinculados a la historia viva de la ciudad. Si su palaciego aspecto, lo hace monumento nacional, su historia y el crepitar de sus maderas, lo hacen que a buen seguro Visconti esté aun sentado en sus tapizados sillones rojos. Era su hotel favorito.

Grandes historias han ocurrido en este icónico lugar usado por decenas de celebridades. Un poco decadente, todavía presenta un añejo sabor. Construido como Palazzo Lozzono fue realizado por el famoso arquitecto Antonio Sarti. Se reunían reyes, papas, y fue ocupado por los nazis, fue escenario de películas, y hasta hogar del famoso músico Mascagni, que a buen seguro sigue vagando por sus opulentos pasillos.

http://www.grandhotelplaza.com/

Donde comer

Si hemos quedado cautivados por el Grand Plaza, y sentimos el insoportable peso de su historia. Tanto si, apagamos la luz para dormir, como si no, quiero recomendar algo muy local en la zona. Por un momento, no invitemos  a los fantasmas a nuestra mesa. La Ristorante degli Amiche, no es especialmente lujoso, aunque mantiene su dignidad, unos frescos interesantes, y camareros amables algo bastante inaudito en la hostelería romana.

Amplisima carta de especialidades locales. Por poco más de 25 euros (bebida incluida y limoncello de cortesía), podemos disfrutar de un completo buffet de antipasti, y un plato de pasta fresquísima y casera. Abundante, y en su punto. Yo opté por los rigattone con mejillones y frutos del mar. Estaba realzado con un fresquísimo perejil, tomate ecológico y un aceite espectacular.

Ristorante degli Amici

Via della Crocce 33B

2 thoughts on “FANTASMAS DE ROMA

  1. Extraordinario artículo, Fran. Distinto, enigmático, interesante; su lectura te atrapa y, después de leerlo (leerte) es cuando uno se siente orgulloso de ser «blogger de viajes».

    No sé yo, si cuando tenga que ir a la perfumería para renovar mi usual marca, deba elegir Acqua Tofana…..tampoco creo ser tan mala persona jajaja
    Un abrazo, ciudadano viajero!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies