Ribeiras do Sarela: El bosque encantado

 
Es una película galaica pero podría aplicarse perfectamente a este exquisito paseo semiurbano de Santiago de Compostela, una de las ciudades que aparte de su catedral y casco histórico, tiene un patrimonio de parques sinceramente destacable.
 
Y es que llueve mucho, y para algo tiene que servir este exceso pluviométrico. En sacar los tonos esmeralda en cada esquina, y convertir cada uno de sus partes en un inmenso de vergel. Detrás de la famosa Alameda, y a 5 minutos andando del casco histórico, las Riberas del Sarela es uno de esos lugares casi fantásticos, escondidos de la curiosidad de los turistas pero ampliamente apreciado por los habitantes de la ciudad.
Recuperado para el disfrute de sus ciudadanos, ha supuesto una de las rehabilitaciones más ambiciosas en el ámbito natural. Se han construido pasarelas de madera, se ha limpiado zonas de maleza, se han abierto pasos para que podamos caminar por varios kilómetros de paisaje misterioso sugerente, y muy natural. Ríos, fuentes, cascadas, ruinas, arboledas centenarias, todo ello combinado de una forma tan fantástica que parece mágico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies