SS ROTTERDAM: Un hotel muy peculiar

El SS Rotterdam era llamada la “gran dama”, un barco de estado. Dícese de todos los barcos, en los un país se involucra para hacerlo un símbolo nacional. El SS Rotterdam iba a ser botado en 1937, para ser el gemelo de Nieuw Amsterdam, pero la guerra hace salga en 1959, y era ya muy tarde para un barco de línea.

Los reactores venían pagando fuerte, no había sitio para los barcos de línea, y su largos días de navegación, placer y fiesta. Es botado por la Reina Juliana el 13 de septiembre de 1958, habiendo contado con los mejores artistas del país, y hacerla la nave más hermosa de Holanda. Viajar en el SS Rotterdam fue durante años sinónimo de glamour, y la forma más elegante de cruzar el Altántico. Era la niña mimada de la compañía. Tan famoso como el United Stares, France, Queen Elizabeth, y a pesar de su pequeño tamaño rivalizaba en lujo, elegancia y clase. Era el barco en donde ricos y famosos entre las dos orillas.

Funciona hasta 1969 cuando Holland America comienza a emplearlo en cruceros.  El 1997, el barco causa baja en la compañía. Carnival, la nueva propietaria de Holland America, tenía un nuevo SS Rotterdam preparado para sustituirlo. Sigue siendo un barco atractivo para el sector de cruceros, siendo un barco usado por Premier Cruises, como Rembrant. En un determinado momento parecía que iba a terminar desguazado.

La sociedad civil holandesa no lo iba a permitir. Cuando el 2010 regresa a Rotterdam, todo el  país se maravilla. Detrás el trabajo inagotable de decenas de voluntarios que lucharon por salvar del barco del trágico destino del desguace. Mimado y cuidado por decenas de organizaciones como Captain Club (un grupo de empresarios entusiastas), o Steamship Rotterdam Foundation, forma ya parte del patrimonio naval salvado de la historia holandesa.

UN HOTEL DELICIOSO

El 2013, ya convertido en hotel es comprado por el grupo hotelero holandés WestCord. Detrás cientos de horas de agrupaciones de voluntarios que lo dejaron como recién salido de un túnel del tiempo. Era cuestión de tiempo que me alojara en él. Sus precios fluctúan, pero pude conseguir un precio excelente a unos 68 euros.

LOCALIZACION

Rotterdam no es una ciudad turística, quizás su monumento más destacado tras la destrucción de la Segunda Guerra Mundial sea su arquitectura moderna. No hay casco histórico como tal, y poco importa que esté algo alejado de su Estación Central. Desde la misma, para llegar al barco, hay que tomar las lineas de metro D y E con dirección a Akkers y Slinge, bajar en Rijnhaven, y tomar el Bus 100 en la propia estación de metro, dirección SS Rotterdam. Hay también un shuttle desde el barco, a la estación de metro.

VIDEO

Tan pronto entras, es como volver a otra época. El estilo cobra vida. Incluído el camarote, con baño renovado, modernas comodidades como pantalla de plasma con cadenas satélite, wifi en cualquier esquina del barco. Y un mobiliario “de época” fantásticamente restaurado. Me sorprende el espacio. Comienzo a caminar por el barco cámara en mano. Una imagen vale más que mil palabras.

COMIDA Y BEBIDA

El barco se sitúa en una zona residencial, en un antiguo muelle, en donde no hay restaurantes cercanos. Hay canimar un rato. El barco ofrece tres lugares donde comer (aparte del servicio de habitaciones), y varios bares. El té de la tarde, servido con toda “pompa”, un restaurante a la carta (en uno de los antiguos y lujosos restaurantes del barco con menú a 40 euros), y el Lido. Algo modernizado, mantiene una especie de mezcla ecléctiva entre muebles de los años 50, y ambiente eco-piji-alternativo.

No es barato, pero las hamburguesas son espectaculares. El desayuno muy amplio, y a unos 16 euros (solo incluído en algunas tarifas), es muy completo, preparado de forma perfecta, y con la cantidad perfecta de platos calientes, bollería, pan casero, frutas naturales, quesos de la zona, verduras ecológicas etc. Una maquina de cafés gourmet son el final perfecto.

Me gusta

  1. Recreación histórica perfecta
  2. Amabilidad del personal
  3. El desayuno

A mejorar

  1. Algunos salones se enseñan solo previo pago de un tour
  2. Climatización insuficiente cuando hace calor
MAS INFORMACION

https://ssrotterdam.com/ (página de reservas)

https://www.stoomschiprotterdam.nl/en/ (amigos del SS Rotterdam)

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies