Cenando en el Compass Rose del Seven Seas Voyager

El Compass Rose, el restaurante principal del Seven Seas Voyager es de esos lugares que todo parece estar en su lugar para ser perfecto. Hermosas telas en las sillas, servicio de mesa elegante, y decoración refinada sin resultar molestamente ostentosa. 

En este sutil ambiente color canela y burdeos se sirven desayunos, comidas y cenas. El espacio entre mesas es infinito. Me alegré cuando el sommelier me trajera una copa de albariño Martín Codax. Por fin, hay vinos que merecen la pena en las listas de vinos de los barcos, muy acostumbrados a caldos californianos, junto con los carísimos vinos franceses.

Estaba ligeramente desganado, y un consomé indescriptible, una suculenta “cesta” de verduras, con crujiente de parmesano, sobre lecho de salmorejo, y una sublime Lemmon Pie fueron maravillosas. Miro la carta, y ofrece una extensísima carta de cocina americana-continental, con opciones saludables del Spa Canyon Ranch.

El servicio, aunque algo frío y lento, cumplía a la perfección con los estándares de un crucero de lujo.

Intuyo que no guardaría la línea.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies