Navegando en época de Covid

Se llama resilencia a la capacidad del ser humano de caer, y ante cualquier adversidad levantarse y seguir caminando. Estamos pasando meses de incertidumbre enfermedad y angustia; mucha la gente corre, se esconde  y se protege. Mucha gente no ha conseguido levantarse, y otra mucha tiene miedo a hacerlo.

Se decía que los británicos, entre bombardeo bombardeo en la Segunda Guerra Mundial tomaban el té mientras que las bombas bailaban a su alrededor, y destruían Londres. Todos sabemos cómo protegernos y proteger a los nuestros, y aceptamos de buen grado todas las medidas destinadas a controlar esta pesadilla lo antes posible. Pero como esto se nos promete largo, es hora de comenzar a restañar las heridas, a reconstruir nuestro futuro, y a sacar del pozo y del atolladero al sector turístico, que tanto nos le está costando salir.

Decidí embarcarme en el MSC Grandiosa, para saber cómo ha cambiado el mundo de los cruceros, y que nos ofrece la nueva normalidad en el futuro cercano. MSC Cruceros es una de las primeras que ha estado intentando operar de formar regular. ¿Cómo se navega en época de pandemia?. 

Volando en Iberia

Aeropuertos vacíos, PCR para entrar en Italia. Iberia tiene una reducida programación de vuelos europeos, que se llevan realizando de forma ininterrumpida. Podría hablar de porque volar es seguro, pero sería muy largo, técnico y especialmente tedioso. 44 pasajeros contagiados de más de 26 millones transportados, hace que el riesgo de contagio en un avión es sinceramente marginal. Filtros HEPA, uso de mascarillas, cortinas de ventilación entre pasajero y pasajero, aire purificado al 100% cada tres  minutos, hace que el efecto de los aerosoles, sea prácticamente cero. 

Si sumamos (aunque no está probado del todo), que los cambio de presión y sequedad de una cabina, no son terrenos abonados para los virus, se está más seguro volando, que en tierra. 

EMBARQUE

Es la primera vez que utilizaba una de las nuevas terminales de Roma Civitaveccia. Por fin, son amplias y luminosas. Los pasajeros habían ya embarcado, y la verdad que todo fue especialmente rápido, aunque tuve que pasar filtros adicionales. Primero se te pide el control de formulario sanitario, más la prueba de antígenos realizada en España.

Luego, los usuales filtros de seguridad, y se pasa el siguiente nivel, que es otro lugar en donde te hacen otra prueba de antígenos. Mientras esperan los resultados, haces el check in, y luego esperas en zonas numeradas. Los pasajeros son separados por números, y de acuerdo al orden de llegada y realización de la prueba. Cuando los tienen los resultados de tu tests listos, puedes embarcar. 

CAMAROTE

No soy persona de camarotes interiores, pero habiendo probado balcones y Yacht Club, quise saber como son los camarotes interiores. Y sobre todo de un barco prácticamente nuevo. Cierto que las dimensiones son generosas, pero desaprovechadas. Queda una enorme zona intermedia, sin utilidad y su distribución hace que sea especialmente disfuncional en muchos aspectos. La elección de colores es hermosa, pero resulta un poco agobiante, aun con el generoso espacio. 

Pantalla demasiado alejada de la cama, armarios más propios de una caravana, zonas muertas, almacenamiento prácticamente inexistente. Deberás saber que si viajas en experiencia Bella, no tendrás envío de desayuno incluido a tu camarote, debiendo abonar 3,50 euros (diarios) por el desayuno continental en tu camarote. Por otro lado, tampoco dispondrás de ninguna película gratuita en tu pantalla interactiva. Ni películas clásicas. Solo emisoras de televisión.

Es un barco altamente informatizado, y tanto en la pantalla del camarote, como en las comunes del barco tendrás plena interactividad a la hora de reservar shows, restaurantes especiales, ver el estado de tu cuenta, etc. Tengo que agradecer, que aunque el baño sea muy limitado, la compañía haya optado por “vestir” la ducha con mamparas en vez de las cortinas, aun presentes en  muchos barcos nuevos. La climatización es perfecta,  la ropa de cama y colchones de primerísima calidad,  garantizan un descanso perfecto. 

EL BARCO

El barco es grande. Muy grande. Y como cualquier nave de compañía generalista deberás saber que en caso de ir lleno, debes estar preparado  para compartir tu espacio con otros pasajeros. En mi caso, y con el barco semi-vacio, fue una experiencia muy placentera, salvo por el detalle de tener que andar cientos de metros para llegar a determinado lugar. Por eso, siempre recomiendo que tu camarote, en barcos grandes, se sitúe en la parte central de la nave, y preferiblemente cerca de un ascensor. Mi cabina estaba el proa, lo que hacía que el buffet, y los comedores generales estuvieran en la otra punto, aunque era perfecto para acceder al teatro. 

Es el primero de la clase Meraviglia Plus, y es puesto en servicio el 10 de noviembre de 2019. Por desgracia, ha tenido que estar gran parte de este tiempo parado por restricciones de Covid. Todo se articula, en torno a una gran promenade, cuyas pantallas abovedadas del techo ofrecen diversas proyecciones de realidad virtual, lo que las hace el “epicentro” del ocio. Describir detalladamente una nave tan grande, de más 180 toneladas, 331 metros de eslora, y 43 de manga sería tedioso, y creo destacaré lo más positivo y negativo de la nave. 

La señora Aponte, esposa del armador siempre ha estado muy al tanto de como se decoran sus barcos, y siempre aporta su toque personal, hasta el punto de aprobar cada una de las texturas, telas y colores. Dudo que siga siendo así. Si en los barcos antiguos, se ve un estilo envolvente, elegante, refinado,  y sofisticado, como prototipo del gusto italiano, en este caso vemos un cambio de tercio. No esperes encontrar nada que te recuerde a barcos como el Poesia, Musica, sino en muchas esquinas, una propuesta de como será una Italia, quizás en el siglo veintitrés. Dicho con algo de ironía, algunas sus salas son conceptuales, frías, excesivamente galácticas y especialmente poco atractivas. Lo cual, quizás tenga su público. Y como todo, querido lector, no es nada negativo para un gran barco, sino opinión personal estética. 

Como es una paleta de colores diversos, encontramos pinceladas brillantes, que hacen que haya un espacio para cada gusto. 

 CINCO COSAS QUE MOLAN MUCHO

  1. La oferta de la Promenade. Una enorme calle que va de proa a popa, y comunica el teatro con el atrio de popa, y lugares como los restaurantes, casino, bares, recepción etc. Creo que su diseñador tuvo un lío creativos de estilos al mezclar estampas tradicionales de la arquitectura tradicional italiana, con otros que parecen futuristas estampas. Es un poco confuso, pero este calle de niveles tienen tantas cosas interesantes, que la hacen un lugar perfecto para pasear. Ofrece tiendas impresionantes, restaurantes de especialidades destacados, una golosisima chocolatería, uno de los pubs británicos más hermosos que he visto, y es siempre el lugar más animado para fiestas y eventos sociales.


     
  2. Piscina cubierta. Con una cierta estética de safari, agradezco que todavía las naviera ofrecen espacio cubiertos de dimensiones considerables para situar una piscina. Navegar en el Mediterráneo no siempre es una cálida experiencia. Y ofrece la versatilidad de poder disfrutar de las piscinas en todo tipo de situación climática. Es quizás uno de los sitios más agradable de las cubiertas exteriores. 



  3. Buffet; Es enorme, y aunque puede estar muy concurrido, es decorativamente brillante. Sus colores ceniza y mezcla de tonos oscuros lo hacen elegantísimo, intemporal, y especialemente atractivo. Dispone de un sistema de doble isla (a babor y estribor), unas ideales mesas altas para el tapeo, múltiples puestos de bebidas, y detalles adicionales como una estación de preparación de mozzarella. Es el típico ejemplo que menos es más, y como lo simple bien presentado presenta soluciones brillantes. 



  4. Sky Lounge; El mirador absoluto de la nave, decorado como un selecto “country club”, es un refinado reducto de lujo tradicional en colores chocolate, marrones, cremas. Si la vista es espectacular, la decoración es propia de un “luxury ship”, y el ambiente es perfecto para huir del bullicio de la vida a bordo. 



  5. Teatro. Cierto que es “muy galáctico”, pero tiene una estética muy envolvente, colores e iluminación espectacular, y sobre todo una distribución muy diáfana y cómodo para cualquier pasajeros independientemente de donde se siente. Visibilidad perfecta, y comodidad de sus asientos, lo hace uno de los mejores teatros a bordo de un barco de crucero 

CINCO COSAS QUE NO MOLAN TANTO

  1. Algunas salones: El estilo galáctico no debe ser excusa para diseñar espacios totalmente fríos, sin orientación estética, y sobre todo en donde no te apetece estar. Quizás fueran ideales como estancias de la USS Enterprise, de Star Trek, o la Guerra de las Galaxias, pero espacios como el Carousel Lounge, o el Champagne Bar son profundamente chocantes. Insípido es igualmente un atrio con tantas cosas futuristas que satura, e inquieta.



  2. Distribución: No es un fallo del MSC Grandiosa sino todos los barcos modernos, que están diseñados para recortar el espacio exterior, y meter a los pasajeros dentro para mantenerlos gastando. Cierto, que no nos hemos caído de un guindo, y es algo normal que quieran ganar dinero, pero que la cubierta de paseo está cegada por los botes, es algo muy frustrante. Igualmente que no tenga una cubierta de paseo en las partes más superiores de la nave, en donde la presencia del Yacht Club ocupando la proa, te impide gozar de las vistas de la proa, y entrada en los puertos.



  3. Vibraciones excesivas al atracar. Todos los barcos vibran cuando atracan al invertir motores, sacar azipods etc. Qué en la cubierta 12, y en proa un barco nuevo vibre de forma tan alarmante no resulta del todo normal.

  4. Arte: Supongo que forma parte de los mismo conceptos. No es necesario añadir piezas que no resultan motivadoras, o no tienen continuidad estética. Ni colores o adornos, que no encajan del todo con el conjunto, pero como tal, debe ser tomado como “mi gusto” personal, y para nada tiene que condicionar a nadie en caso de elegir dicho barco para sus vacaciones.



  5. Restaurantes principales con poco espacio: Hay tres o cuatro restaurantes principales. Cierto, que son espacios muy elegantes y armónicos. Sin embargo, las mesas se encuentran algo pegadas, lo que resta privacidad en muchas de las mesas. Gran parte de las de “dos personas”, son resultado de haber separado levemente las de cuatro. Habiendo en muchos casos dos palmos entre mesa y mesa. Tanto que no pueden considerarse mesas independientes del todo. 

PROTOCOLOS DE SEGURIDAD

Creo que uno de los  méritos esenciales de MSC es llevar luchando semanas para normalizar el comienzo del sector, diseñar protocolos que funcionen, y hacer de la vuelta de sus clientes algo seguro. Y creo que me ha impresionado el minucioso trabajo para minimizar, y casi eliminar por completo el riesgo de la pandemia. Aparte de la PCR (añadida a la que te realizan sí o sí cuando te embarcan), hay otra en medio del crucero para controlar que ningún falso positivo, pueda arruinar el crucero, y expandir el virus a bordo. 

Ha habido algún caso, pero el hacer una localización exhaustiva, de que lugares públicos visita cada pasajero, cada momento, hace posible realizar una trazabilidad de cada pasajero, aislando los posibles contagios. Aparte de los controles de temperatura, cada vez que visitamos cada lugar público de la nave, se nos escanea nuestra “cruise card” a la entrada para saber que otros pasajeros estuvieron cerca de nosotros en cada momento. Checks de temperatura, higienización de manos, uso de mascarillas a bordo en todo momento, salvo cuando estamos en el restaurante principal, y bebiendo en cualquier bar, o en la piscina parece que mantiene el virus a raya.

 

Adicionalmente hay escrupulosos sistemas de limpieza, gel hidroalcohólico a bordo, distanciamiento social en cada esquina del barco, climatización mejorada, y crear flujos de pasajeros…etc. Y aunque a muchas agencias, se le informa que no se venden interiores para garantizar ventilaciones optimas, lo cierto es que sí se están vendiendo. Tengo que suponer que han realizado cambios en su sistema de aire acondicionado, han mejorado los filtros, instalando HEPAS (que filtran prácticamente cada virus y bacteria), pero recomiendo mirar los protocolos completos de la compañía, y si no te fías de las interiores, no dudes. Vete a un balcón. En mi caso, viajé en una interior, sin el más mínimo problema. 

COMIDA

El Grandiosa ofrece desayunos, comidas y cenas en el buffet, y cenas en los tres restaurantes principales. Dos turnos como cualquier crucero tradicional, y luego cuatro restaurantes especiales, en la promenade que van desde el selecto, y precioso bistro parisino L´Atelier Bistrot en donde nunca faltan unos típicos escargots, foeie grass o un delicioso desayuno parisino con croissant recién hechos.

El Hola Tapas by Ramon Freixa, con lo mejor de la gastronomía española, y un sugerente restaurante oriental Kaito Teppanyaki y Sushi Bar. Para terminar un brasería americana Butcher Cut con las mejores carnes. Había probado en mi primera visita al barco el oriental y el Tapas Bar, y los encontré excepcionales, aunque quizás algo “pasados” de precio, sobre todo la brasería y el Bistro Francés. Aun con los bonos de tres o cuatro restaurantes pagarás sobre 80 0 100 euros por un bono de tres o cuatro. Luego cada uno tiene menús a la carta con precios individuales. 

El buffet es moderadamente bueno. Amplio surtido, buena calidad, y un desayuno sencillamente espectacular con una de las mejores bollerías servidas en un barco. El café, té y zumos se dejan tomar. Y en restaurante principal sirven un ecléctico menús, con preparaciones correctas, y unos postres muy logrados, y hasta deliciosos. Salvo algunas vergonzosas excepciones, la gastronomía está a la altura de una naviera generalista, con buenas elaboraciones. Sabores honestos, presentaciones sencillas pero dignas, y en general un servicio rápido y muy eficiente. 

ENTRETENIMIEMTO Y SERVICIO

Nos encontramos ante una compañía generalista, en donde se vende un producto con un precio bajo inicial, y luego vas customizando de acuerdo con lo que deseas. Si quieres disfrutar de todo lo que te ofrece el barco, tendrás que tener en mente que puedes gastar una cantidad considerable de dinero. Incluso el entretenimiento, está enfocado a sacar más dinero. No lo digo como crítica sino como constatación de como funciona un crucero generalista. Encontré a su animación  nocturna “ligerita” y muy fácil de ver. Agradable y consistente. Con unos espectáculos correctamente ejecutados. 

No es un barco con biblioteca, y tampoco con programas de entretenimiento “enrichment” que consisten básicamente en conferencias, charlas, cine, clases de cocina, seminarios enológicos, o manualidades. Es uno de los puntos más sensibles y débiles de todo el producto de MSC. Incluso todos los avances en entretenimiento familiar resultan caros. Simuladores, bolera a 3o euros la sesión, realidad virtual o cine 3D, son buenas opciones pero con costes especialmente altos. La piscinas son amplias, aunque en días de navegación, y capacidad plena pueden resultar especialmente concurridas. 



El SPA, es uno de los más completos, pero también su lista de precios está fuera de cualquier presupuesto medio. He encontrado muy buen nivel en su servicio. Con unas tripulaciones dedicadas, amables, y correctas, aunque en el recepción resultan en ocasiones frías, distantes, y en algunos casos con pocas ganas de resolver problemas puntuales. Destaca el equipo de excursiones. Motivador, excepcional, y eficiente al 100%. Mi cabinista, no fue especialmente interactivo, o comunicativo, pero mi camarero de mesa, un auténtico ejemplo de profesionalidad, amabilidad y discreción. 

LAS EXCURSIONES

La nave está haciendo una especie de Mediterráneo Occidental, con puertos italianos. Genova, Roma, Nápoles, Palermo y Malta. Hay que destacar, que es un programa con interesantes excursiones opcionales que pueden verse alteradas por la evolución de la pandemia, y cambios de puertos, por las restricciones cambiantes de las autoridades italianas. En mi caso, sufrimos la cancelación de Nápoles, en donde se podía embarcar y desembarcar, pero no se podían hacer excursiones en grupo. Tras la frustración inicial, la compañía tuvo la brillante idea, de eliminar un día de navegación y colocar Mesina como alternativa. 

Luego todo siguió el curso previsto, salvo la cancelación de la excursión a Camogli, básicamente por un derrumbamiento de la carretera que conduce Génova, a las deliciosas localidades cercanas. Las excursiones son en “burbuja”, lo que significa que son en grupo, y para evitar el contagio local, se elimina el contacto absoluto en las destinos. Nada de compras, bares, pastelerías locales, y hasta las paradas de los baños son escrupulosamente estudiadas.



Aunque hay un interesante paquete de todas las excursiones por 100 euros, si quieres alguna más específicas que los “city tours”, te compensa reservarlas de forma separada. Pagué desde 29 por un city tour, pasando por 49, hasta 69 por las de medio día. Las de día completo llegan a los 90 euros. 

NOTAS ADICIONALES

Valoro el coraje de MSC, al presentar el producto en momentos de crisis. Su esfuerzo, y ganas de levantarse. Pero quizás echo también de menos, la escasa capacidad de ilusionar a un pasajero, que vuelve a navegar con miedo, y recibe un producto correcto, pero sin ningún “efecto woww”, detalles extras, o ir más allá de lo normal. Y creo que hace falta ilusionar. Se han recortado cosas, eliminado otras, y tampoco hay unas ganas de mimar los pasajeros que nos embarcamos en sus barcos. Quizás sea una percepción personal.

No es una crítica, sino algo que esperaba algo más, tal vez algo de cariño, calidez y empatía.  Es una gran labor ofrecer PCRs a los pasajeros españoles para volver a España. Pero solo una cosa. Por una mala planificación de los tiempos, mi PCRs fue realizada con un tiempo tan ajustado, que tuve un incidente en Barajas, con tiempo retenido en una sala policial, porque MSC no calculó que un pequeño retraso en mis vuelos, podría hacer caducar la PCR. Algo que espero que vayan trabajando en un futuro.  Con todo, y a pesar de las pinceladas de crítica es un producto correcto, aunque con una amplia gana de campos para mejorar, y hacerlo perfecto.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies