Cafe Nicola de Lisboa

Quizás haya perdido cierto lustre, y que requiera ciertos toques de modernidad, pero hay algo inseparable de la historia hostelera de Lisboa. En la vieja Plaza del Rossio, en una de las terrazas con las mejores vistas, el Nicola siempre ha sido punto de referencia. Lugar que fue elegido por la sociedad bien lisboeta, literatos y artistas varios, es uno de esos cafés centenarios en donde no importa la calidad, sino que es perfecto para contemplar su esplendor art nouveau. Nada cambia con los años, y quien busque el palpito de la lisboa intemporal de toda la vida, el, Café Nicola imprescindible. Y obviamente Pastel de Nata de Belen, para acompañar el buen café. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies