Norwegian lucha por reestructurarse

Tras la decisión del gobierno de Noruega de negar apoyo adicional a la aerolínea, y considerando la pandemia de COVID-19 en curso, Norwegian Air Shuttle ASA (“Norwegian”) ha decidido iniciar un proceso de ‘examinership’ en Irlanda (se trata de una figura de protección de los tribunales de conformidad con el Derecho irlandés, para el caso de empresas en crisis) en relación con sus filiales Norwegian Air International, Arctic Aviation Assets DAC (o AAA*) y algunas de las filiales de ésta última; Norwegian también participará en y obtendrá protección de dicho proceso de ‘examinership’ irlandés en tanto que parte relacionada.

Oslo, 18 de noviembre de 2020

Norwegian ha optado por un proceso in Irlanda, dado que sus activos en forma de aviones se encuentran en dicho país. La compañía ha tomado esta decisión en interés de las partes interesadas.

Este proceso de reorganización protege los activos del Grupo Norwegian al tiempo que permite centrarse en el redimensionamiento del grupo. Ello incluye la reducción de su deuda y la mejora de su situación financiera al tiempo que le permite asegurar nuevas inversiones de capital. Se estima que el proceso puede llevar hasta cinco meses.

Norwegian continuará operando su red de rutas (actualmente limitada debido a la situación de la COVID-19) y seguirá cotizando con normalidad en la Bolsa de Valores de Oslo. Norwegian Reward continuará reconociendo y recompensando ‘cashpoints’ a sus miembros con normalidad. Salvaguardar tantos puestos de trabajo como sea posible —mientras se redimensiona su base de activos— seguirá siendo una de las prioridades más importantes para el equipo directivo a lo largo de este proceso.

Jacob Schram, consejero delegado de Norwegian, ha declarado: “Buscar protección para reorganizarnos bajo la ley irlandesa es una decisión que hemos tomado para asegurar el futuro de Norwegian en beneficio de nuestros empleados, clientes e inversores. Nuestro objetivo es encontrar soluciones con las partes interesadas que nos permitan emerger como una aerolínea financieramente más fuerte y de confianza”.

El proceso de ‘examinership’ en Irlanda permite —a las empresas que, en situación normal, son financieramente sostenibles— corregir elementos del negocio que requieren reestructuración, con el objetivo de proteger los puestos de trabajo y preservar el valor fundamental de la empresa. Esta protección, a través de un examinador designado por un tribunal, permite en última instancia que una empresa logre inversiones e implemente un plan legalmente vinculante para la liquidación de deudas.

“Nuestra intención es clara: saldremos de este proceso como una aerolínea más competitiva y financieramente segura, con una nueva estructura financiera, una flota de tamaño bien dimensionado y una operativa mejorada”, agregó Schram.

Sobre la base la posición de caja actual de Norwegian y de las proyecciones futuras, la compañía cree contar con suficiente liquidez para completar el mencionado proceso de ‘examinership’.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies