TULUM: La morada de los dioses

 
Muchos la consideraban en la antigüedad la morada de los dioses. Y ciertamente lo es. Si miramos esta ciudad Maya, no nos llama la atención sus ruínas, sino todo lo que les servía de inspiración para vivir de forma tranquila, hasta la llegada de los Españoles.

 

Encaramado en lo alto de un acantilado, todo lo que alcanza nuestra vista, es una sucesión de palmeras, arenales, agua impoluta, y unos afilados arrecifes estratégicamente colocados, que eran un gran riesgo para la navegación de las naves que intentaban conquistar el lugar. Fue mi primera visita en el Yucatán, y el destino comenzaba a vislumbrarse como algo maravilloso. Hoy turistas se deleitan en unas de las playas más hermosas de la tierra, pero podemos imaginar una comunidad volcada con las actividades pesqueras, viviendo de lo que el entorno le ofrece.

¿Y que quedan de las ruínas?

Sobre todo el altivo templo del Castillo, que domina la antigua Zamá que significaba “amanecer” como culto al “sol descendente”, y la verdad es que no podemos imaginar amaneceres más hermosos, en este parque natural.

109) Ruinas Tulum (Copy)



Aunque hay restos del siglo VI podemos decir, que el grueso de las ruinas son del siglo XII a XV. Aunque fue habitado por los invasores, quedó desierta, sin saber la razón, hasta que en 1842 fue dada a conocer  por John Lloyd Stephens y Frederick Catherwood, sobre todo tras sus hermosos grabados del idílico lugar. Además del Castillo, destaca el Templo de los Frescos, con unos enigmáticos grabados.

La arqueóloga Pilar Luna, escribió líneas y más líneas del lugar, pero la magia de Tulum son sus cambios de luz, y sobre todo los atardeceres más hermosos de la región de Quintana Roo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies