MS FRAM


Dentro del panorama crucerístico, hay una demanda francamente creciente por rutas inéditas y puntos inaccesibles del planeta. Paralelo a las críticas que provoca el impacto ecológico, la moda esta ahora en  las expediciones a la Antartida. Sin duda, lo más aconsejable es hacerlo con expertos, y Hurtingruten con gran experiencia en la navegación en entornos difíciles  y sobre  con  una de sus naves estrella, es ideal para afrontar las particularidades de esta zona. El MS FRAM una nave huidiza y que cuesta verla en España. Hurtingruten nos invitó a verla en su escala en el puerto de Vigo. Lo que mas nos llama la atención es además de su tamaño, sus particulares medidas. Muy ancho y corto lo hacen ser estable. Con su proa muy elevada y facilidad para navegar entre hielos es un barco que afronta con éxito todos los embates de la naturaleza. Además de rampa adaptada para los tenders y las balsas neumáticas, tan usuales en entornos tan vulnerables.

No es una nave de cruceros, sino que sus interiores rezuman frescura escandinava y diseño, en donde las referencias al FRAM el antiguo barco de Admunsen, uno de los primeros exploradores de la Antartida son omnipresentes aparte de los motivos que hacen referencia a Noruega. Seis cubiertas de pasajeros, lo hacen ser discretamente elegante, pero no refinado. En la cubierta 4 se encuentra el grueso de sus instalaciones que van desde el luminoso y alegre comedor de proa, pasando por el salón-lobby, el Bistro Cafetería con buffet tienda y algunos salones para convenciones. El epicentro del FRAM, como en otros barcos de exploración se encuentra en la cubierta 7 con el salón Qilak con prismáticos que apuntan a través de los enormes ventanales, unos comodísimos sofás para mirar al mar, un bar con salón de baile. Terminamos con dos pequeños jaccuzzis, gimnasio y dos saunas en la cubierta 8.

Puede parecernos algo limitado, pero suficiente para expediciones en donde la vida a bordo, y vida cruceristica tiene menos valor que la ruta en si. Camarotes muy sencillos. Salvo las suites, sobre todo las de Popa, que dispone de balcón de teka, y muebles del mismo material. Sin duda la opción perfecta para la tierra de los hielos perpetuos. Alternativamente también realizará rutas en Spitzberg, Groenlandia, de vez en cuando completos cruceros Polo Norte a Polo Sur, y a que es una experiencia perfecta para ver los cambios climáticos y paisajístitos de nuestro planeta. Algo que los cruceristas experimentados sabrán valorar.

Comentarios

0 comentarios sobre “MS FRAM

  • el 4 enero, 2011 a las 16:45
    Permalink

    Hace unos días ví "Ice" en la tele… bufff…¡Y qué miedoooo! Ya puede uno asegurarse de que es un barco en condiciones porque con todo esto del cambio climático…lo que menos importa yendo a un lugar así son los canapés o sí el camarero lleva la pajarita con un grado de inclinación "X". Ahhh! Y que la calefacción funcione. 😉

    Respuesta
  • el 5 enero, 2011 a las 14:20
    Permalink

    A fin de cuentas, los noruegos, descendientes de los Vikingos son navegantes excepcionales, y Hurtingruten en concreto como empresa de ferries regular, está muy acostumbrada a los rigores de las aguas noruegas todo el año.

    En la Antárdida hay demasiado barco de lujo, y pocos expertos. Y luego pasa lo que pasa, accidentes de forma más o menos reiterada.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies