¿Qué hacer en un avión de Vueling?

Cuando el 1 de julio de 2004 despegaba un A320 matrícula EC-IZD, del aeropuerto del Prat, pocas miradas generaba. Amarillo y gris, despegaba el primer vuelo de una compañía anónima. En mundo del low cost, estaba dominado por las potentes Easyjet y Ryanair que lo dominaban todo. Decían una “low cost” de nueva generación, sin saber lo que significaba el nuevo calificativo en aquel momento. Nadie la tomó en serio, y pensaban que sería flor de un día.

En la España de 2004, se había producido la liberalización del transporte aéreo, pero de hecho Iberia y las low cost más potentes, seguían dominando los cielos. Nadie se paró a pensar que aquel divertido A320 pintarrajeado de colorines, con un nombre divertido y tripulante rezumando “buen rollito”, fuese una alternativa seria.

Craso error, hoy en día, no solo ha consolidado a Barcelona como destino de turismo y negocios y potenciado a su aeropuerto hasta situarlo entre los más activos de Europa, sino que dentro del seno de IAG se ha convertido en una aerolínea netamente global. Este año ha sido no solo el de su consolidación, sino también de su extensión por todo el continente de Europeo.

Cada cual mata las horas como quiere o puede, cuando se mete en un avión. Trankimazin con “whisky”, rosarios, dormitar, libros, sudokus, o simplemente aporreando sus dispositivos móviles ahora que ya no están proscritos. Disfrutes volando o no, ¿que puedes hacer a bordo para disfrutar la “Vueling experience”?.

-Un motor amarillo flota sobre el cielo azul. Azul y amarillo combina bien. Odio el sistema de asignación de asientos de la compañía, por el que debes de pagar por cada uno ellos. Si no lo haces, al final entras en una especie de “saldo ruleta” en check in con los restos que nadie quiere. O sea, pasillo y asientos central hacia la cola.

Tras la primer fila de business, y un par más de preferente, van variando. Como soy ave de ventanilla, quiero vistas. Flotar sobre las nubes, mirar los reflejos del mar, aislarme de interior de la cabina, clavando mis ojos en el horizontes, y soñando en mi próximo destino. Puedes garantizar una ventanilla hacia cola, por unos 5 euros.

-Catering premium. La cajita de las sorpresas: Vale, lo sé. Uno de los ingresos más fuertes de la compañías (low cost y muchas tradicionales) es la venta de un catering, a precios de oro. No se; a mi me gusta entretenerme en algo. El de Vueling no es barato, pero si que nos ofrece alternativas interesantes y novedosas.

Sandwitches apetitosos, menús saludables, buenas bebidas calientes. Y mi favorito. “las cajitas snack”. O sea, una caja de cartón con decenas de cositas para picar, en donde lo más divertido es estar abriendo cajitas, envases, recipientes…..¡¡¡te pasará el tiempo volando¡¡¡.

Ling. Revista de calidad. Las revistas de los aviones son catálogos publicitarios, en donde la gente se anuncia, paga por publicar algo, en un medio que cada día leen miles de personas que pasan por sus aviones.

Usualmente suelen ser malas, tópicas, predecibles, con artículos aunque bien escritos bastante convencionales. Hasta que ha llegado Lingo. Apariencia alternativa, maquetación de lujo, y sobre todo un enfoque particular y original de cada cosa.

Es de las pocas veces, que leer una revista de un avión, es similar a leer el último número de una publicación de tendencias. El grado de interacción de sus pasajeros es más alto que en cualquier otra. Presentación impecable, artículos de calidad, hasta el tacto de su páginas es especialmente agradable. Una de las pocas revistas a las que me aficionado.

-Planificar tu próxima escapada. Una red casi infinita. Ahora me voy a la mágica Menorca, Pero la red de Vueling crece y crece, y su mapa de rutas está lleno de puntitos. Siento la tentación de hacer una lista de mínimos. Desde mi pueblo, Santiago, más de 15. Mi lista de mínimos se llena pronto.

Vueling vuela a más de cien destinos, desde varias bases nacionales, y algunas extranjeras como Roma. Destinos en Europa central, Península, Canarias y Baleares. Sus destinos abarcan desde Reikiavik a Tel Aviv. De Moscú a Lisboa. Norte de África, o Banjul. Y apuestas más exóticas como Kazán, Ereván o Beirut. YA…tengo la lista llena.

-Comparte tu experiencia en redes. WIFI by Movistar; Ahora cuando te entretengas con tu móvil , sabrás que también los aviones de Vueling tendrán wifi. 20 megas y conectividad vía satélite. Todos podemos conectarnos a nuestras redes sociales favoritas, contactar con los amigos, y dejar de estar aislado de tierra firme. Una gran apuesta en una compañía especialmente sensible, a que su presencia en redes sociales, no decaiga jamás. De momento en fase de pruebas.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies