CRUCERO NCL GEM 3) La comida

Usualmente los cruceros están llenos de horarios y restricciones. Términos como primer y segundo turno, compartir mesa, y cenar siempre en el mismo lugar, con la misma gente lo que da una cierto nivel de desasosiego para muchos pasajeros de cruceros. NCL acuñó algo que parece estar extendiéndose en todos los cruceros. “Freestyle”. 

O sea, además de tener el Grand Pacific como restaurante clásico, para los que deseen las experiencia de toda la vida, “freestyle” es “libertad”. Esto significa, nada código de vestuario (no se admiten vaqueros en algunos lugares), nada de compartir mesa, salvo que quieras, y elegir cada noche y día donde comer. El GEM como todo barco de NCL, tiene una amplía gama de cocina étnica. El comedor principal, al igual que el buffet son correctos pero donde se adquiere una brillantez magistral es algunos de sus restaurantes especiales. 
Mejicano, oriental, un exquisito restaurante francés, la emblemática La Cuccina inspirado en las tratorías de la vieja Italia, y la corona de todos ellos, que es el Cagney´s Steak House, que viene a ser una especie de brasería neoyorquina, no solo perfecta por sus enormes steaks, sino langostas suculentas, y otras variedades americanas. El 50% de sus restaurantes tienen cargo nominal, otros no.Pero mi experiencia favorita además del Chocolate Stravaganza del buffet, es su Teppanyaki. Y es cuando la cocina oriental es preparada con maestría, como si fuera un espectáculo delante de ti. Puede parecer que “Freestyle” es algo perfecto. Y lo es. Variedad, y libertad. Recuerdo haber visto unos escenario muy varopinto en todas las esquinas del barco, con gente vestida de las más diversas maneras. ¿Que pienso del Freestyle?. 

Es algo que suscita opiniones para todos los gustos. Mientras resulta cómico ver bajar a cenar, a algunos pasajeros con las copas y botellas en la mano (al cambiar de restaurante cada noche, los packs de vino se te entregan en el camarote), es perfecto para la gente que quiere decidir sus horarios. 
También es perfecto para probar todo tipo de comida, y decidir como cuando, y con quien se come.Tiene el enorme inconveniente, de que hay que vigilar las pantallas de ocupación de cada restaurante para no llevar una desilusión si bajamos en hora punta a los restaurantes más populares. Para mucha gente esto es especialmente estresante y termina en el restaurante común Grand Pacific. Hay que reservar en el francés Le Bistro, La Cuccina, Cagney´s Steak House y Teppanyaki.

Continua en:

http://www.waveandwind.net/2013/04/crucero-ncl-gem-4-cuestion-de-clases.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies